Ir al contenido principal

Causas del mal clima laboral en las empresas

Tener un mal clima laboral dentro de las empresas es un factor que tarde o temprano terminará afectando no solo a cada trabajador en particular sino a toda la empresa en genera causando grandes pérdidas, tanto económicas como de talento humano. Ante un mal clima laboral es necesario hacer una evaluación para saber las causas y hacer los cambios necesarios.
 

1.            Mala comunicación.
Un lugar de trabajo en el cual no hay confianza de expresar las ideas o de hacer preguntas tiene mayores posibilidades de tener un mal clima laboral. Es importante planificar una buena estrategia de comunicación interna para que las personas se sientan en confianza para hablar y proponer. La comunicación debe ser honesta para crear la confianza suficiente para que nadie tenga miedo de levantar la mano y preguntar lo que no sabe.
Aunque se invierta mucho tiempo en mejorar la comunicación, nunca es tiempo perdido; al contrario, es una inversión en crear comunidad y fortalecer lazos.
 
2.            Falta de motivación.
Cuando los trabajadores no están motivados facilitan la creación de un mal clima laboral pues acudir cada día al trabajo se convierte en un esfuerzo agotador. Las tareas se vuelven rutinarias, y la insatisfacción y la frustración se vuelven más grandes.
Es importante motivar a los trabajadores no solo para que tengan la energía o disposición para aportar a los objetivos de la empresa sino para que haya una buena cohesión entre ellos, para que se animen, para que se apoyen y para que haya un clima laboral donde el compañerismo y la confianza primen.

3.            Mal liderazgo.
El papel del líder es imprescindible para determinar el tipo de clima de una empresa. Si el liderazgo es bueno, hay más probabilidades de que el clima sea bueno; pero si el liderazgo es malo, el clima laboral también lo será. Las empresas deben apostar por un estilo de liderazgo que se adapte tanto a las circunstancias de la compañía como a las necesidades de cada trabajador.
Hay veces en las que los liderazgos no se ejercen como deberían: se abusa de la autoridad sin hacer un esfuerzo por convencer o, por el contrario, el líder está ausente y deja abandonado a su equipo, que no cuenta con ningún referente al que acudir. Ambos casos son negativos y repercuten en el clima laboral.
 
4.            Mal manejo de conflictos.
Con los compañeros de trabajo a veces surgen conflictos, diferencias y hasta peleas que afectan al clima laboral. Cuando los problemas no se resuelven a tiempo y de raíz, estos ascienden o se trasladan generando conflictos de mayores consecuencias. Si los empleados trabajan juntos para enfrentar desafíos y alcanzar metas tienen un efecto positivo y edificante en el trabajo.
El nivel de madurez de un equipo se demuestra en cómo aborda y resuelve sus conflictos internos. No hay que tener miedo a contrastar opiniones y afrontar los desacuerdos, sobre todo porque la alternativa generará más tensión con el paso del tiempo.  
 
5.            Malas condiciones de trabajo.
Si los trabajadores perciben como injustas las condiciones laborales se verá afectado su rendimiento y el clima laboral. Por eso es necesario dar incentivos, además de un buen sueldo, a quienes dan buenos resultados, así como tener un horario flexible y otras condiciones que sean de beneficio para todos a fin de crear y mantener un buen clima laboral.
  
Un mal clima laboral no surge de la noche a la mañana, sino se va formando poco a poco afectando diferentes áreas del trabajo. Si has detectado mal clima laboral, haz los cambios necesarios antes de que sea tarde. 
 
También te puede interesar
Consecuencias de la mala comunicación en el trabajo
Características de un líder asertivo

Recuerda compartir y seguirnos en las redes sociales

Comentarios

  1. Gracias por la información, nunca he tenido mal ambiente, pero viendo esto estaré mas atento, gracias x2.


    Me apoyarías demasiado si me ayudas con una visita y comentario en mi blog nuevo, te lo agradecería mucho, apoyémonos entre nosotros, gracias https://epya.com.co/arquitectos-mas-ricos-del-mundo/ :3

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

8 rasgos de la pasión por el trabajo

Tener pasión por el trabajo es un atributo de quienes encontraron aquello que les gusta hacer y es su motivación de cada día. Los apasionados son más comprometidos, más entusiastas, con más rendimiento, más proactivos, más tenaces y más innovadores. La pasión es una cualidad de quienes aman su trabajo. Estas personas crean hábitos para ser mejores cada día para lograr sus objetivos. 1. Aprovechan bien el tiempo. Las personas apasionadas conocen el valor del tiempo y no lo desperdician en asuntos de poca importancia. Conocen la importancia de aprovechar cada momento para hacer bien su trabajo y para cumplir con cada una de sus metas. Aprovechar bien el tiempo implica levantarse temprano porque el día es corto y deben poner en marcha todas sus ideas. Cuando realmente amas hacer algo siempre tendrás tiempo para hacerlo, de lo contrario solo encontrarás excusas. 2. No dejan de aprender. Cuando algo te apasiona quieres aprender más: compras libros, ves videos, tomas cursos, p

Ventajas de ser proactivo en el trabajo

La proactividad es una actitud donde la persona toma el control de su conducta de forma activa. Muchas empresas buscan esta característica en sus empleados, pues quienes son proactivos no dependen de las indicaciones de otros para trabajar, sino al contrario se adelantan a los hechos, son responsables y saben tomar buenas decisiones. Ser proactivo en el trabajo tiene grandes ventajas. 1.      Anticiparse y prevenir problemas. Una persona proactiva se anticipa a los problemas para saber cómo los resolverá o bien para evitarlos. Analiza las circunstancias y los diferentes escenarios para saber cuáles podrían presentarse y evitar o reducir los negativos para eliminar los problemas. Una persona proactiva hace un análisis amplio de los riesgos y crea diferentes estrategias para hacerles frente incluso cuando no se han presentado. Prevenir problemas puede resultar en un ahorro económico para la empresa.   2.      Tener menores niveles de estrés. La productividad lleva a la acción, lo cual ll

Ejemplos de metas laborales

Tener metas laborales es importante si queremos crecer como profesionales. La cuestión es que a veces no sabemos cuáles metas plantearnos, por eso a continuación te presento algunas ideas para ser mejor como profesional en tu trabajo. 1.      Aprender a reconocer los errores. Muchas veces cuando cometemos algún error queremos olvidarnos de él o bien culpamos a un tercero, sobre todo si el trabajo dependía de varias personas. Esconder los errores o no admitirlos es otro grave error porque entonces no podrás aprender y no podrás mejorar. Cuando se presente un error o un fracaso es importante hacer un análisis y preguntarse: ¿qué puedo mejorar?, ¿en qué he fallado? ¿por qué no obtuve los resultados deseados? Reconocer tus errores te ayudará a acercarte más al éxito.   2.      Aprender a usar programas o máquinas. Si deseas crecer en tu vida profesional debes salir de tu zona de confort y aprender a usar nuevas herramientas. Un ejemplo claro lo tenemos hoy en día, es indispensable aprende