Causas del mal clima laboral en las empresas

3 riesgos de la rutina laboral

La rutina o monotonía laboral es una costumbre que puede representar un peligro físico, mental y laboral para el trabajador. Cuando las cosas siempre se hacen de la misma manera sin analizar la situación o sin permitir cambios puede traer diversas consecuencias. A continuación te presento tres de los peligros o consecuencias que se podrían presentar. 


1.     Mayor probabilidad de accidentes.
Cuando las personas se acostumbran a hacer lo mismo cada día su atención disminuye y por lo tanto dejan de prestar atención a las condiciones del entorno para determinar si existe alguna diferencia. Esto se da sobre todo cuando hay uso de maquinaria, pues después de repetir una y otra vez la misma secuencia se pierde la atención a los pequeños detalles. La rutina o monotonía puede llevar a pensar en un, “siempre se ha hecho así y no ha pasado nada" y llevar a un exceso de confianza sin realmente analizar si esa rutina de trabajo es segura o si la maquinaria usada o si el espacio de trabajo son seguros en ese momento para trabajar incrementando las posibilidades de un accidente.
 
2.     Mayor estrés.
Uno de los problemas relacionados con la rutina laboral es el estrés debido a la repetición diaria y constante de tareas, muchas veces sin tomar en cuenta el cansancio físico o mental, ni el horario de trabajo. Trabajar horas extras para cumplir con la rutina laboral o porque siempre se ha hecho así puede llevar a padecer el 
Síndrome de Burnout el síndrome de estar quemado causado por el alto nivel de estrés. El hecho de que ese trabajo se haya hecho de cierta manera no quiere decir que no se puedan hacer cambios, si es el trabajo te está sobre pasando haz los cambios necesarios y rompe la rutina.


3.     Estancamiento laboral.
La rutina o monotonía laboral es un gran enemigo para el crecimiento profesional pues la persona puede caer en el conformismo o en la idea de “hoy hice lo mismo que siempre (con los mismos resultados) o con que haya cumplido hoy con lo que me piden es suficiente” y así de esta manera la persona queda en un estancamiento laboral. Acostumbrarse a hacer cada día la misma rutina con los mismos resultados puede resultar también en un exceso de confianza donde ya no se busque dar más o tener un crecimiento de manera personal ni para la empresa lo cual puede traer también consecuencias negativas para el trabajador.


Caer en una rutina o monotonía laboral puede llevar a afectar el desempeño laboral aun cuando se estén entregando los resultados, pero recuerda que hacer solo lo que te piden no es suficiente. Sal de la rutina, innova, haz las cosas diferentes y obtén resultados diferentes tanto en calidad como en cantidad. 

También te puede interesar 

Recuerda compartir y seguirnos en las redes sociales.
sígueme en Instagram siguenos en Twitter siguenos en facebook

Comentarios