Causas del mal clima laboral en las empresas

Consecuencias de tener sobrecarga de trabajo

Tener una sobrecarga de trabajo, cualquiera sea la causa (adicción al trabajo, procrastinar y acumular trabajo, no saber decir no, etcétera), puede provocar diversos problemas tanto en los resultados laborales como en la salud física, mental y social del trabajador.


1.            Ansiedad.
El exceso de trabajo es un factor se riesgo para tener ansiedad debido al estrés acumulado y la preocupación constante. Si bien un poco de estrés nos ayuda a realizar todas nuestras actividades en el trabajo; cuando éste es demasiado, el cuerpo ya no tiene la capacidad para enfrentarlo provocando estrés y ansiedad.
La ansiedad es un sentimiento de malestar y alerta que, a su vez, hace que nos sea más difícil afrontar los retos que nos quedan por delante y no de miedo pensar en nuestras responsabilidades, por lo cual aplazamos algunas de ellas. Esta procrastinación contribuye a la acumulación de trabajo
 
2.            Síndrome de Burnout.
El síndrome de Burnout (estar quemado) ha sido reconocido de forma oficial por la Organización Mundial de la Salud (OMS) recientemente. Es considerado un trastorno que afecta a nivel emocional y psicológico a una parte importante de trabajadores que viven en un estado continuo de estrés y ansiedad.
El síndrome Burnout es una condición psicológica y física típico de los ambientes laborables exigentes y con poca capacidad para responder a las necesidades de los profesionales. Consiste en una mezcla de despersonalización, crisis por ausencia de expectativas motivadoras, y ansiedad generada por el estancamiento laboral y la monotonía.

3.            Malas relaciones.
A causa de la sobrecarga de trabajo los empleados están más propensos a tener irritabilidad, depresión, frustración y ansiedad lo que hará que las relaciones sociales se vuelvan caóticas y que simples malentendidos se transformen en todo tipo de conflictos.
No solo las relaciones laborales se ven dañadas, también lo hacen las personales. El exceso de trabajo hace que no tengamos tiempo para estar con la familia o con los amigos porque, cuando llegamos a casa, no tenemos ganas de hablar con nadie haciendo que las relaciones se vayan enfriando.
 
4.            Problemas laborales.
Trabajar en exceso provoca que a la larga la productividad se vea disminuida. Si estamos invirtiendo por un prolongado tiempo todos nuestros recursos, tanto físicos como cognitivos, es de esperar que tarde o temprano acabemos trabajando peor de lo que solemos hacerlo en condiciones normales.
 
5.            Problemas de salud.
La sobrecarga de trabajo puede provocar dolores musculares, además de correr el riesgo de desgastar los cartílagos y producirse lesiones, como lumbago, torceduras y esguinces. Estar más de 20 minutos sentado en una misma posición, especialmente con la espalda curvada, puede producir daño muscular.
Además, problemas gastrointestinales como estreñimiento, gastritis u otras patologías.
 
El trabajo es una parte importante de nuestras vidas pero cuando aparece en exceso y por tiempo prolongado provoca más daños que beneficios. Aprende a planear tu trabajo, a no dejar las cosas para el último momento y a decir no, obtendrás mejores resultados y menos problemas de salud.
 


También te puede interesar
Consecuencias de ser perfeccionista
Cómo fortalecer la salud mental de los empleados
Cómo evitar trabajar horas extras
 
Recuerda compartir y seguirnos en las redes sociales.

Comentarios