Causas del mal clima laboral en las empresas

Beneficios de la evaluación de desempeño laboral

Hacer una evaluación del desempeño  o rendimiento de cada empleado permite asegurar que todo marche de acuerdo con los estándares preestablecidos y que se cumplan las metas y objetivos. Los resultados de la evaluación nos permiten saber dónde estamos en comparación de dónde queremos estar para corregir la distancia entre ambas y tener a su vez oportunidades de crecimiento tanto individual como empresarial.


1.  Desarrollo profesional.
Para que exista crecimiento en el ámbito laboral las personas deben estar conscientes de sus fortalezas y debilidades ya que mide el rendimiento de los empleados. Una buena evaluación les ayudará a mejorar sus puntos débiles y potenciar aquello que se les da mejor. El resultado será un progreso en su desempeño y un desarrollo de nuevas habilidades y experiencias.
La evaluación nos aporta la base sobre la que poder hacer comentarios a los empleados sobre el trabajo que hacen, sobre cómo pueden desempeñarlo mejor y sobre la mejor forma en la que pueden contribuir a la empresa.
 
2.  Corregir errores.
La evaluación de desempeño permite detectar el desempeño sobresaliente o débil de un colaborador, identificar oportunidades de crecimiento y obstáculos o amenazas como los errores y corregirlos a tiempo y en forma. A través de la evaluación se puede saber quién y por qué se están cometiendo dichos errores, como puede ser por falta de capacitación, de comunicación, de liderazgo u otras causas y hacer los cambios necesarios.
Evaluar el desempeño del trabajador permite también detectar los posibles errores en el diseño de los puestos de los empleados y corregir para una mejor respuesta de ellos.
 
3.  Resolver problemas a tiempo.
Mediante la evaluación los empleados podrán comunicar a los superiores los problemas y dificultades que afectan a sus tareas diarias para darles una solución precisa y resolver a tiempo inconformidades latentes.
Gracias al reporte de desempeño laboral, podemos conocer si existe algún aspecto ajeno al negocio que limita o dificulta la actividad de nuestro empleado y ayudarlo. Asimismo, se puede identificar los empleados que necesitan ayuda en determinadas áreas de actividad y seleccionar los empleados que tienen condiciones de promoción o transferencia.
 
4.  Clima laboral positivo.
Por medio de la evaluación se puede elevar la motivación y favorecer el trabajo en equipo. Además, mejora la comunicación. Muchos problemas derivados de una falta de comunicación podrían resolverse con una evaluación del desempeño participativa y transparente.
Además, ayuda a identificar necesidades de personal: por ejemplo, la necesidad de elaborar planes deformación adaptados a las necesidades del trabajador y a las características del puesto que desempeña.
Desarrollar evaluaciones de desempeño te ayudará a tener empleados que estén entusiasmados de trabajar y que estén orgullosos de lo que hacen.
 
5.  Detección de talento.
Evaluar el desempeño de los empleados permite detectar talento interno ya que podemos conocer los puntos fuertes de cada empleado y también aquello que no se les da demasiado bien.
La evaluación de desempeño facilita la toma de decisiones: sobre todo, en materia de posibles ascensos, promociones o despidos. Puede ayudar a asignar y recolocar a empleados en los puestos más idóneos según sus habilidades y capacidades.
Detectando rendimientos altos entre los empleados también permitirá a la empresa realizar promociones, ascensos, bonos, premios y subidas de sueldo a aquellos que se lo merezcan.
 
Evaluar el desempeño de tus trabajadores te dará herramientas para quitar todo aquello que te impida cumplir con tus objetivos. Sin embargo, recuerda que lo importante es lo que haces con los resultados que obtienes.
 
También te puede interesar
Consecuencias del mal clima laboral
Tipos de capacitación empresarial
 
Recuerda compartir y seguirnos en las redes sociales.
 
 

Comentarios