Cómo superar los errores en el trabajo

Hábitos que llevan al fracaso laboral

Los hábitos son todas aquellas acciones que hacemos de manera rutinaria; algunos nos pueden llevar al éxito y otros al fracaso. La buena noticia es que, si te identificas con alguno de estos hábitos aún estas a tiempo de corregirlos y encaminar tu camino hacia el éxito.


1.  Procrastinar constantemente.
Aplazar constantemente las tareas puede resultar contraproducente y llevar al fracaso en el trabajo. Cuando dejas todo para último momento no solo corres el riesgo de cometer más errores o de que no lo puedas entregar a tiempo, sino que el estrés estará a la orden del día. Además, podrías no solo estar perjudicando tu trabajo sino también a tus compañeros e incluso a tus clientes y tarde o temprano habrá problemas con ellos.
Si eres alguien que suele procrastinar constantemente recuerda que es mejor hacer las tareas en el momento adecuado y no que todo se te acumule para último minuto.
 
2.  Dejar de aprender.
Muchas personas creen que ya lo saben todo al salir de la universidad y se olvidan de seguir aprendiendo y mejorando. Sin un plan de aprendizaje y mejora constante pronto te quedarás fuera de juego en tu profesión. Tienes que hacer del aprendizaje constante una prioridad si pretendes mantenerte como un profesional valorado y efectivo. El aprendizaje nunca debe parar, pues el mundo cambia constantemente y siempre hay algo nuevo que aprender.
Puedes aprender por medio de libros, conferencias, cursos, talleres, diplomados, videos, preguntando a quienes saben más que tú, etcétera. No importa cómo elijas aprender, pero hazlo.
 
3.  No tener objetivos claros.
No importa cuánto trabajes o cuántas ideas creativas tengas, sin un objetivo claro solo estarás perdiendo tiempo y caminando hacia el fracaso. La mente humana solo funciona de manera efectiva cuando está orientada hacia un objetivo.
Cuando no tienes un objetivo claro corres el riesgo de iniciar un proyecto o idea, pero no terminar ya sea porque se te ocurre otra idea o porque se presentan obstáculos que no sabes cómo superar. Otro problema de no tener un objetivo es el de prestar atención a lo que no es importante o aplazar las actividades.
 
4.  Ser impuntual.
La puntualidad no solo se traduce en llegar a tiempo al trabajo sino también en entregar a tiempo lo solicitado ya sea por tu jefe o por tu cliente. Desafortunadamente muchas personas creen que no está mal llegar tarde al trabajo o a un compromiso ni que esta mal entregar un trabajo fuera de las fechas establecidas, sin embargo hacerlo denota falta de respeto y de interés hacia nuestro trabajo y hacia la otra persona lo que en algún momento podría llevarte al fracaso.

5.  Culpar a otros.
Es muy fácil culpar a otros cuando algo termina mal, pero eso no ayuda en nada ya que no te permite hacer una autoevaluación para saber en qué fallaste y no volver a cometer esos errores.
No aceptar tu parte de culpa en las cosas que pasan es un pase directo al fracaso. Tú eres el único responsable de tus acciones y decisiones, debes tomar conciencia de eso para arreglarlo y evitar cometer los mismos errores una y otra vez.
 
Si tienes alguno de estos hábitos aún estas a tiempo de cambiarlos y evitar problemas grandes más adelante. Ten cuidado con tus hábitos porque podrían dañar tu carrera profesional. 

También te puede interesar
Ejemplos de metas laborales
Estrategias para mejorar la puntualidad en el trabajo
 
Recuerda compartir y seguirnos en las redes sociales.

Comentarios

  1. Estoy segura que este artículo será de gran ayuda a quien tenga el verdadero propósito de cambiar y tener un mejor desempeño.
    Gracias! Un saludo💐

    ResponderEliminar

Publicar un comentario