Causas del mal clima laboral en las empresas

Cómo buscar empleo si tienes un trabajo


Existen diferentes motivos por las que una persona quiera cambiar de trabajo como un mal clima laboral, buscar un mejor sueldo, tener un crecimiento profesional, etcétera. Antes de renunciar o salir de un empleo lo ideal es buscar otro, pero ¿cómo puedo buscar trabajo si tengo uno? A continuación, te dejo algunas ideas que puedes considerar para salir bien librado y no quedar mal con nadie.


1.  Administra bien tu tiempo.
Uno de los factores que dificultan la búsqueda de empleo cuando ya tienes uno es el tiempo, por eso es importante que administres bien tu tiempo.
Analiza tus horarios y establece cuánto tiempo puedes dedicar a la semana para buscar trabajo. Puedes usar tus horas de comida o descansos para buscar trabajo, incluso puedes tratar de acordar las entrevistas para las horas o días en los que no trabajes. Si no es posible y, si la oportunidad es muy buena, puedes pedir un día de vacaciones.
 
2.  Sé discreto.
Cuantas menos personas de tu entorno laboral sepan que estás buscando trabajo mejor. Cuando una persona desea cambiar de trabajo por cualquier razón puede verse afectada su relación con la empresa: su lealtad y compromiso se cuestionan y esto se traduce en pérdida de confianza, por lo tanto, no serás tenido en cuenta para promociones, nuevas responsabilidad o proyectos importantes.
No temas decirle al reclutador que estas trabajando, muchas veces los reclutadores valoran más a quienes tienen un empleo, pero pide que eviten contactar con tu jefe para evitar malos entendidos y problemas en tu actual empleo.

3.  No uses recursos de la empresa.
Usar recursos como tiempo, dinero, tecnología, etcétera es un grave error que no debes cometer. No busques empleo en tu horario laboral, y no uses las herramientas de tu empresa para este fin. Tampoco uses tu tiempo en el trabajo para entrevistas telefónicas o para devolver las llamadas a un reclutador, ni el correo electrónico corporativo como forma de contacto.
No uses el teléfono de la oficina para recibir llamadas de los reclutadores ni des tu correo empresarial, esto no ayudará mucho y solo da una mala imagen. De ahí la importancia de administrar bien tu tiempo.
 
4.  No bajes el nivel de productividad.
Aunque hayas decidido dejar la empresa donde trabajas sigues siendo empleado de la misma hasta que haya un documento oficial de tu salida, por lo tanto, debes seguir dando resultados a la empresa y seguir siendo productivo. Eso hablará muy bien de ti ante la empresa que dejas y tu nueva empresa.
No desatiendas tu trabajo, sigue siendo responsable y manteniendo un buen clima laboral con tus compañeros y tu jefe. De lo contrario podrías estar poniendo en riesgo tu trabajo sin tener nada asegurado en otro lugar.

5.  Actualiza tu CV.
Es importante que actualices tu CV y tus datos en las bolsas de empleo. Recuerda que muchas veces los reclutadores suelen dar prioridad a quienes tienen un trabajo porque eso significa que están actualizados en conocimientos y habilidades, y además que ya traen un ritmo de trabajo e ideas frescas. No olvides tener actualizada también tu lista de referencias laborales, recuerda que no podrás utilizar las de tu empleo actual, así que verifica que los números de tus contactos estén al día.

Buscar trabajo cuando ya tienes uno puede significar todo un reto, pero si eres perseverante y administras bien tu tiempo tendrás éxito. Si ya has tomado la decisión, adelante y mucho éxito.
 
También te puede interesar
Cómo renunciar correctamente a un trabajo
Ventajas del crecimiento profesional
Cómo buscar trabajo
 
Recuerda compartir y seguirnos en las redes sociales.
sígueme en Instagram siguenos en Twitter siguenos en facebook

Comentarios