Causas del mal clima laboral en las empresas

Importancia de una buena reputación empresarial

Comúnmente hablamos de la reputación personal en el trabajo la cual es importante pues nos abre muchas puertas y nos permite tener éxito, sin embargo, existe otro tipo de reputación al que debemos prestar atención y es la reputación corporativa o empresarial.


La reputación empresarial es la percepción que tienen las personas acerca de nuestra empresa después de compararla con otras y de la cual dependerá el consumo de nuestros productos o servicios. Por lo tanto, una buena reputación se traduce en mayor índice de fidelización o lealtad de parte de los clientes. Tener una buena reputación empresarial genera diversos beneficios como una mayor cobertura en los medios, lealtad del cliente, compromiso de los empleados, mayores ventas, mayor productividad, buen ambiente laboral y mayor valor en el mercado.
 
Una buena reputación laboral es uno de los factores para atraer y retener a los clientes. En muchas ocasiones las personas adquieren un producto o servicio por la empresa que por el producto o servicio en sí. Por ejemplo, cuando compras algún refresco piensas si lo deseas de una u otra compañía o si compras un nuevo teléfono o computadora, lo primero en lo que piensas, si eres como la mayoría, es en la marca o empresa a la que comprarás. Así pues, debes hacer que las personas piensen primero en tu empresa para adquirir lo que ofreces. Debes lograr que tus clientes hablen bien de ti y te recomienden ante otros en todo momento para ganar y retener más clientes.


Nada habla mejor de una empresa que la manera cómo los clientes se refieren de ella. Si a tu empresa llegan clientes nuevos, pero no se quedan o tus ventas no logran subir, debes realizar un análisis del tipo de reputación que estás presentando ante el mundo. Recuerda que no es suficiente dar un buen servicio o producto ni ser los más innovadores en tu sector si tratas mal a tus clientes o no tienes buenas relaciones con tus socios o con tus proveedores.
 
Ante la amplia competencia entre las empresas no es suficiente con ofrecer productos o servicios diferentes al resto sino marcar la diferencia en elementos esenciales que ayudarán a tener una buena reputación entre los clientes. Entre los elementos que permiten una buena reputación están:
1.    Comercializar un buen producto o servicio.
2.    Brindar buen trato al cliente.
3.    Tener buenas relaciones con agentes externos como proveedores, socios, competidores, etcétera.
4.    Contar con fortaleza financiera.
5.    Ser una empresa innovadora en la solución de problemas y al implementar nuevas tecnologías.
6.    Mantener una buena cultura organizacional donde todos participen de los valores de la empresa.
Al hacer la diferencia en cada uno de estos aspectos las personas podrán elegir qué empresa elegirán para ser sus clientes.


La reputación empresarial no se forma de la noche a la mañana, se va formando poco a poco según las opiniones de los clientes, proveedores, socios e incluso de los mismos empleados. Por lo que tener una buena reputación requiere de tiempo y de esfuerzo continuo. No dudes en esforzarte por generar una buena reputación para tu empresa, pues así el éxito estará garantizado.
 
También te puede interesar
Consecuencias del mal servicio a los clientes
Cómo tener una buena reputación laboral
Consecuencias del mal clima laboral
 
Recuerda compartir y seguirnos en las redes sociales
sígueme en Instagram siguenos en Twitter siguenos en facebook

Comentarios