Causas del mal clima laboral en las empresas

5 hábitos que impiden ser productivo

Para ser productivos en el trabajo necesitamos tener ciertos hábitos que nos permitirán cumplir con nuestros objetivos, pero también debemos quitar otro tipo de hábitos que son un obstáculo para tener una buena productividad.


1.  No tener un plan definido de trabajo.
Trabajar sin una estrategia o sin objetivos definidos solo te harán perder el tiempo y no tendrás buenos resultados. Determina tus objetivos a corto, mediano y largo plazo y luego crea una estrategia con acciones que deberás realizar diaria y semanalmente para lograr esos objetivos. Lleva una evaluación periódica para saber si estas trabajando según lo planeado, si  es necesario haz modificaciones al plan de trabajo.
Haz caso a tu agenda y apégate al plan de trabajo. Recuerda que la disciplina es un factor fundamental si quieres ser productivo.
 
2.  Tener demasiadas reuniones.
En muchas ocasiones las juntas o reuniones de trabajo ya sean virtuales o presenciales se vuelven una pérdida de tiempo lo que provoca una baja productividad.
Realiza o acude a reuniones que sean estrictamente necesarias y aprende a hacer que tus juntas sean productivas. Si te es posible determina en qué reuniones participarás. A veces no es necesario que te presentes a todas. Si debes acudir avisa desde el principio el tiempo que tienes disponible y no permitas que se prolonguen.

3.  Revisar constantemente el internet.
Un mal hábito que muchos suelen tener es revisar sus redes sociales en cuanto llegan al trabajo, pero esto solo afecta su productividad. Es mejor dejar esa actividad para los momentos de descanso.
No solo las redes sociales o las páginas de internet afectan el tiempo sino también el estar revisando constantemente el correo electrónico. Las personas productivas no permiten que su correo electrónico sea una constante interrupción, pues lo revisan en un horario definido y aprovechan las características que dan prioridad a los mensajes por remitente.
 
4.  Procrastinar
Postergar las tareas para después no resuelve el problema, más bien suele agravarse y no podremos olvidar eternamente que existe, en algún momento nos tendremos que enfrentar a él, con el obstáculo de falta de tiempo y más estrés. Cuando procrastinamos tenemos una cantidad limitada de energía mental, y mientras agotamos esta energía, nuestra toma de decisiones y productividad disminuyen rápidamente. Cuando postergas tareas difíciles para el final del día, tu mente se encuentra cansada. Debes hacer las tareas complejas en la mañana, mientras tu mente está fresca.
 

5.  Hacer varias tareas a la vez.
Nos han vendido la idea de que una persona productiva es aquella que hace varias actividades a la vez, pero contrariamente a lo que pensamos no hacemos más tareas en menos tiempo, sino que tardamos más y el resultado tiene menos calidad ya que es muy posible que termines cometiendo errores y realices actividades poco eficientes. En muchas ocasiones deberás volver a empezar si el resultado no ha sido satisfactorio, afectando con esto la productividad.
 
¿Te identificaste con alguno de estos hábitos? ¿Conoces algún otro hábito que afecte tu productividad? Recuerda que estas a tiempo de cambiar aquello que podría afectar tu trabajo
 
También te puede interesar
Errores comunes en las juntas de trabajo
Factores que afectan la productividad de una empresa
 
Recuerda compartir y seguirnos en las redes sociales
sígueme en Instagram siguenos en Twitter siguenos en facebook

Comentarios