Cómo superar los errores en el trabajo

5 estilos de liderazgo empresarial

Ser un buen líder dentro de una empresa implica conocer los diferentes estilos de liderazgo para ejercer el que resulte más favorable para la empresa.


1.  Liderazgo transaccional.
El nombre de este tipo de liderazgo proviene de las transacciones o intercambios entre el líder y los colaboradores. Dicho estilo se basa en dar recompensas o incentivos como dinero (siendo lo más usado) o regalos de acuerdo al rendimiento laboral y a los resultados del trabajo hecho de tal manera que ambas partes sean beneficiadas.
El liderazgo transaccional ayuda a establecer roles y responsabilidades para cada empleado, y también puede ser motivador; sin embargo, cuando los incentivos se acaban o disminuyen los beneficios el desempeño laboral se verá afectado.
 
2.  Liderazgo democrático.
En este tipo de liderazgo se da prioridad a la participación de los empleados, sus ideas son fundamentales por lo que se les anima constantemente a expresarlas. El líder escucha y usa la retroalimentación para conocer las ideas de los demás. Busca promover el diálogo entre sus seguidores para tener en cuenta las opiniones de todos y tener un panorama amplio del asunto a tratar. Aunque la decisión final recae de manera estricta en el líder.
El líder democrático motiva a sus colaboradores no por lo que les pueda ofrecer, sino porque al priorizar la participación de todos genera un sentimiento de importancia en cada empleado por lo que se sienten parte del equipo.

3.  Liderazgo autoritario.
El líder autoritario actúa de manera contraria al democrático; no considera la opinión de su equipo, ni los hace participar con el aporte de sus ideas. Es el líder quien toma las decisiones (sobre todo las críticas), plantea las estrategias y define las acciones basado en su experiencia laboral y en una visión clara del panorama general sin consultar con nadie más, pero siempre esperando la participación de todos ante lo planteado por el líder sin cuestionar nada.
Aunque puede ser negativo si se usa constantemente resulta eficaz en momentos en los que hay que tomar decisiones rápidas o cuando los empleados no saben qué hacer y se necesitan acciones rápidas.
 
4.  Liderazgo transformacional.
Como su nombre lo indica la transformación es la clave de este estilo de liderazgo. Sabe que las personas son importantes por lo que se esfuerza por fomentar la participación, motivar y estimular a los equipos de trabajo para desarrollar las habilidades y potenciar el compromiso con la empresa de cada integrante para transformar de manera positiva a la empresa.
Su objetivo principal es hacer que los empleados salgan de su zona de confort y puedan mejorar constantemente. De esta manera los objetivos pueden ser simples al principio, pero luego los retos serán para lograrlos serán más desafiantes. Todo con el fin de un crecimiento de todos y por lo tanto de la empresa.
 
5.  Liderazgo delegativo.
Quienes ejercen este liderazgo se basan en dejar que sus colaboradores trabajen sin estar supervisando sus labores (interviene solo cuando es preciso) bajo la premisa de que saben lo que deben hacer pues al final lo que importa son los resultados y no el proceso. Por lo tanto, dicho liderazgo esta basado en la confianza por lo tanto se usa más cuando bya ha existido una interacción entre ambas partes, por ejemplo, con empleados de varios años en la empresa.
Este tipo de liderazgo brinda mayor libertad a los empleados para trabajar sus ideas lo cual aumenta la capacidad de innovar y la productividad. Por lo general, funciona cuando los empleados tienen experiencia e iniciativa.
 
Existen diferentes tipos de lideres, cada uno es válido según las circunstancias y las personas que integran los equipos de trabajo o que forman parte de una empresa.
 
También te puede interesar
Cómo ejercer el liderazgo de una empresa a distancia
Estrategias de trabajo en equipo efectivo
 
Recuerda compartir y seguirnos en las redes sociales.
sígueme en Instagram siguenos en Twitter siguenos en facebook

Comentarios