Causas del mal clima laboral en las empresas

Causas y consecuencias de procrastinar

La procrastinación es la tendencia a posponer o aplazar tareas. El problema con esta acción es que disminuye la eficiencia del trabajador. Procrastinar las tareas puede deberse a diversas causas tanto psicológicas (baja autoestima, depresión) como físicas (cansancio por el exceso de trabajo), en cualquier caso es necesario erradicar la causa para evitar las consecuencias y hacer las tareas a tiempo.


1.  Causas.
a)   Miedo al fracaso.
Cuando las expectativas son demasiadas altas o no se tiene el conocimiento necesario ni las habilidades y tampoco se cuenta con el apoyo necesario para realizar un trabajo, puede surgir el miedo a fracasar. Este miedo hace que la persona bloquee su mente y por lo tanto prefiera hacer otras actividades antes de “hacer algo mal”, lo cual la lleva a procrastinar.
Este tipo de pensamientos surgen en personas con sentimientos de inferioridad y con baja tolerancia a la frustración .
Para evitar dichas situaciones recuerda que es mejor preguntar y pedir ayuda para hacer una tarea que no hacer nada y pagar las consecuencias de ello.
 
b)  Mala organización del tiempo.
¿Cuántas veces no has dicho, esa actividad la hago en un rato y al final te ha llevado más tiempo del pensado? Muchas veces se tiende a posponer las tareas creyendo que nos llevará menos tiempo y, si encima de eso, estuvimos desperdiciando tiempo con distracciones o no hubo una buena administración del tiempo no se podrá cumplir de manera adecuada con la tarea.
A diferencia de la causa anterior no se tiene miedo al fracaso, sino que no se le da la importancia necesaria a la tarea y se va posponiendo ante interrupciones o imprevistos que van surgiendo.
 
c)   Frustración.
Esta situación se produce cuando a la persona percibe las tareas que debe hacer como poco atractivas, inútiles o innecesarias. También se da cuando las personas no están lo suficientemente motivadas para hacer su tarea.
Si te encuentras ante una actividad que consideras como aburrida, inútil o innecesaria lo ideal es hablar con tu jefe sobre tu percepción. Si no es posible cambiar la tarea puedes ponerte tu mismo retos como un limite de tiempo menor al solicitado y darte una recompensa si lo logras.


d)  Depresión.
Las personas con depresión tienden a procrastinar sus tareas pues no tienen la energía física ni mental para cumplir con sus actividades.
En estos casos podemos decir que la procrastinación es una consecuencia directa y secundaria de la depresión, y por decirlo de alguna manera, la procrastinación no es el mayor de los problemas, y desaparecerá si se trata adecuadamente la depresión.
Es importante detectar los casos de depresión ya que muchas veces el empleado seguirá yendo a trabajar, pero no habrá un buen rendimiento laboral.
 
e)   Perfeccionismo.
Las personas perfeccionistas constantemente tienen dudas acerca de la calidad de su trabajo y generalmente consideran como mal o insuficiente lo que realizan lo que provoca un aplazamiento de las tareas.
Pueden surgir también muchas dudas sobre cómo afrontar una tarea, o por la indecisión de no saber como comenzar o llevar a cabo la tarea y por lo tanto la aplaza constantemente. Sin embargo, recuerda que el perfeccionismo en el trabajo puede traer diversas consecuencias que pueden afectar el trabajo.
 
2. 
Consecuencias.
a)   Mayor estrés y ansiedad.
Procrastinar tareas implica acumularlas para el último momento lo cual representa mayor carga de trabajo y menor plazo para cumplir con ellas, lo cual representa mayor cansancio físico y mental y, por lo tanto, menor capacidad de controlar el estrés y la ansiedad.


b)  Menos calidad en el trabajo.
La prisa nunca es buena consejera y la procrastinación lleva a tener que hacer las tareas con prisa para entregar todo a tiempo. Sin embargo, esta falta de tiempo hace que haya menos atención a los detalles o que se pasen por alto errores y por lo tanto se corre el riesgo de entregar un trabajo deficiente.
 
c)   Menor margen para imprevistos.
Al hacer un trabajo pueden presentarse interrupciones o imprevistos que pueden ser sorteados sin problemas cuando se ha hecho la tarea en el tiempo previsto, pero cuando no sucede así y la tarea es postergada queda poco tiempo para hacer cambios y para lidiar con lo inesperado.
 
Si eres de los que acostumbran a procrastinar recuerda que tu desempeño y tu productividad pueden verse afectados. Si la procrastinación se da de manera constante es necesario hacer una evaluación para conocer las posibles causas y hacer los cambios necesarios a fin de evitar las 

Recuerda compartir y seguirnos en las redes sociales.
sígueme en Instagram siguenos en Twitter siguenos en facebook

Comentarios