Causas del mal clima laboral en las empresas

Cómo aplicar el pensamiento lateral en el trabajo

El pensamiento lateral hace referencia al hecho de pensar de una manera diferente a la habitual o lógica. Por ejemplo, al pensar en un lápiz lo relacionamos con su función de escribir, eso sería pensar de manera habitual o dentro de la caja; el pensamiento lateral encuentra usos no convencionales para el lápiz. El pensamiento lateral ayuda a desarrollar la creatividad y a romper patrones de pensamiento y por lo tanto si es bien aprovechado en el trabajo puede impulsar al éxito sin importar cual sea el área o el tipo de empresa o negocio pues ese tipo de pensamiento no es exclusivo de las áreas artísticas, ya que permite generar ideas innovadoras de proyectos y para resolver problemas. A continuación te presento algunas ideas para ponerlo en práctica.
 
1.     Tener una lluvia de ideas.
El secreto aquí es aceptar todas las ideas ya sea para resolver un problema o para generar nuevas estrategias de acción, una vez que obtenidas todas las ideas se podrá analizar cada una desde diferentes puntos de vista para llegar a una solución. A través de una buena  lluvia de ideas se pueden tomar mejores decisiones y salir de la zona de confort para generar más ideas.
 
2.    
Hacer mapas mentales.
Los mapas mentales son representaciones gráficas de información que comunica la relación existente entre conceptos e ideas individuales. La organización visual del diagrama fomenta la tormenta de ideas, la toma de notas efectiva y una retención mayor. El componente visual que implica esta técnica hace que el cerebro busque otros caminos para encontrar la solución y esto, muchas veces, es clave para encontrar soluciones a un problema.
 
3.     Hacer preguntas.
Lo ideal es empezar con preguntas muy genéricas para tener una visión global de la situación. Luego, con la información obtenida preguntar detalles más específicos. Un ejemplo es preguntar “¿por qué?” Al aplicar varias veces esta pregunta podremos generar ideas creativas en función de lo que necesitamos. También se puede preguntar “¿cómo?” o “¿ para qué?” para llegar a diferentes soluciones.
 
Desarrollar un pensamiento lateral no es algo que se obtenga de la noche a la mañana sino que es algo que se va desarrollando con el tiempo pero sobre todo con la práctica. Quizás al principio la generación de nuevas ideas parezca algo absurdo e ilógico pero ese es precisamente el propósito de dicho pensamiento, crear ideas que parezcan absurdas pero que sean útiles para llegar al éxito.
 

Recuerda compartir y seguirnos en las redes sociales.
sígueme en Instagram siguenos en Twitter siguenos en facebook

Comentarios