Causas del mal clima laboral en las empresas

Cómo usar la lluvia de ideas

La lluvia de ideas es una herramienta grupal que ayuda a la generación de nuevas ideas sobre un tema o la solución de un problema. Cuando es usada de manera correcta, tiene diversos beneficios como el desarrollo de la creatividad, superar la monotonía, plantear nuevas alternativas de trabajo y dar solución a problemas.

 
Reglas
 
1.     La cantidad es más importante que la calidad.
El éxito de la lluvia de ideas radica en el hecho de no desechar ninguna idea, al menos durante la sesión, ya podrás desecharlas en la evaluación al final. Saber que todas las ideas son aceptadas le permitirá a todos los participantes compartir sus ideas y quién sabe quizá de una idea considerada como poco importante se obtenga la solución al problema.
 
2.     Evitar críticas, discusiones o comentarios.
No importa cuán absurda pueda parecer una idea o si alguien exprese una idea con la cual no estamos de acuerdo. Hacer expresiones negativas sobre las ideas de los participantes bloqueará su capacidad creativa.

3.     Tener un número limitado de participantes.
Lo mejor es contar con un grupo limitado de 10 a 15 personas. Tener un grupo reducido de personas permitirá la participación de todos y  evitar que se repitan tantas ideas.


Cómo hacer la lluvia de ideas.

1.     Presentar el tema principal de la reunión.
Para una mejor lluvia de ideas es importante establecer el objetivo de la misma. Al inicio de la sesión establece si quieres resolver un problema, si quieres encontrar ideas para mejorar en cierta área o sector o si deseas innovar en un producto para.
 
2.     Permitir que las personas expresen sus ideas.
Aquí es donde precisamente debes aplicar las primeras tres reglas. Ya sea que uno por uno vaya dando su idea o bien lo hagan cuando tengan una idea
. La ventaja de la primera es asegurar la participación de todos y la sesión no sea acaparada por unos cuantos.
 
3.     Establecer un tiempo límite.
El tiempo recomendado es de 25 minutos. Dar más tiempo no es recomendable pues de todas maneras las ideas se irán agotando y forzar a tener nuevas ideas después de ese tiempo será contraproducente.
 
4.     Escribir las ideas en un lugar visible para todos.
Usar una pizarra o una computadora con un proyector les permitirá a todos ver las ideas que se van generando. El tener las ideas visibles ayudará a tener
 mayor motivación e inspiración para las ideas. Lo más recomendable es que las ideas o comentarios se escriban usando el mejor número de palabras sin distorsionar la idea principal.
 
5.     Hacer una evaluación de los resultados.
Una vez recopiladas todas las ideas debemos hacer una evaluación para dejar la o las que serán usadas. En la sesión final de deben ir excluyendo una a una las ideas que, en comparación con las otras no son importantes o no aportan nada al objetivo. Las ideas menos importantes también se van descartando hasta tener unas cuantas para votar por la mejor idea.


La lluvia de ideas puede ser una gran aliada en el trabajo, sólo necesitamos aprender a usarla bien para gozar de sus beneficios.

También te puede interesar 

Recuerda compartir y seguirnos en las redes sociales.

sígueme en Instagram siguenos en Twitter siguenos en facebook

Comentarios