Cómo superar los errores en el trabajo

Cómo ser agradecido en el trabajo

Ser agradecidos en el trabajo es una actitud fundamental no solo para tener un buen clima laboral sino también para retener a los empleados. A las personas les gusta sentirse valoradas, y una manera de hacerlo es siendo agradecidas con ellas. Reconocer su esfuerzo hará que se sientan parte de la empresa y su compromiso sea mayor con ella. El agradecimiento debe cumplir con ciertos requisitos para que podamos obtener mayores beneficios.

1.     Sé específico.
Cuando quieras agradecer a una persona no le digas solamente “gracias por tu trabajo" eso es muy ambiguo. Especifica cuál es la causa de tu agradecimiento. ¿Gracias a esa persona cerraron el trato de una gran venta? ¿Esa persona ayudo a resolver un problema? ¿Cuál es el motivo por el cual quieres agradecer? Para agradecer de manera específica puedes usar frases como: “te agradezco porque gracias a tu intervención logramos cerrar el trato de compra-venta y gracias a ese trato nuestras ventas crecerán” o “Gracias porque diste tus ideas y pudimos reducir el proceso a un solo día. Eso nos dejó tiempo para hacer otros procesos. Mientras más específico seas será mejor, expresa también cuál fue el beneficio obtenido por la acción por la cual agradeces.
 
2.     Hazlo a tiempo.
El tiempo es un factor importante dentro del proceso de la gratitud. Mientras más cercano esté el agradecimiento de la acción, será más fácil ser específico y mostrar cuán importante fue para ti su acción. Agradecer dentro del tiempo adecuado demuestra interés por parte de quien agradece, quiere decir que estuvo atento a lo que sucedía y a cada uno de los involucrados. Si no agradeces a tiempo, corres el riesgo de que esta persona haga otra cosa por la cual agradecer y la primera acción se pierda en el olvido.
 
3.     Sé sincero.
Si bien el agradecimiento es importante no se vale agradecer solo por agradecer. No se trata de dar falsas alabanzas, o de agradecer de “dientes para afuera" pues las personas se darán cuenta y esa gratitud perderá todo sentido. Antes de agradecer analiza tus motivos, ¿es solo para quedar bien? ¿Lo haces porque alguien más te lo pidió, pero tú no compartes la misma idea? ¿Quieres obtener algo de ese agradecimiento? Si tus respuestas son sí a estas preguntas entonces tu agradecimiento quizá no sea sincero, por lo que no significará mucho para la otra persona.
4.     No des nada por sentado.
Las personas no sabrán si estas agradecido por su trabajo si no se los dices. Ideas como “no tengo porqué agradecer, ellos saben lo que pienso” o “si no estuviera agradecido con su trabajo no seguirían en este lugar" deben ser quitadas. Si una persona pone todo su esfuerzo para lograr algo en beneficio de la empresa, pero no recibe ninguna muestra de gratitud puede perder interés de manera gradual por continuar en ese lugar.
 
5.     Hazlo en el lugar correcto.
Si necesitas ser específico y hacerlo en el tiempo correcto, lo mejor es hacerlo también en el lugar correcto. Puede ser en tu oficina o en el lugar de trabajo de la persona a la cual deseas agradecer de manera privada o bien puede ser durante una junta o una reunión para hacerlo frente a los demás. Hacerlo en público puede motivar a otros para copiar dicha actitud y tener mayor motivación.
 
No pierdas la oportunidad de agradecer a quienes trabajan contigo, será otra razón para tener un buen clima laboral y tener buenos resultados. 

También te puede interesar 
Incentivos laborales: cuáles son y cómo usarlos
Beneficios de tener empleados felices

Recuerda compartir y seguirnos en las redes sociales.
sígueme en Instagram siguenos en Twitter

Comentarios