Causas del mal clima laboral en las empresas

Cómo encontrarle sentido a mi trabajo

Millones de personas se levantan todos los días para ir a sus trabajos o hacerlos desde casa, ¿cuántas de esas personas lo hacen solo para ganar dinero? ¿Cuántas de ellas van con un propósito especial? Y la pregunta más importante ¿a cuál grupo perteneces tú? Si te preguntaran por qué tienes ese trabajo o para qué tienes ese trabajo ¿cual sería tu respuesta? ¿Has encontrado el sentido o el propósito de tu trabajo? 


Ir a trabajar se ha vuelto una carga pesada para muchas personas porque no le han encontrado un sentido o propósito a su trabajo. Algunos tienen como propósito ganar dinero, evitar ser despedido o mantener una familia, pero encontrarle sentido del trabajo es algo mucho más profundo, está relacionado con la realización de tus sueños y metas profesionales, así como el hecho de ser útil a la sociedad y aportar algo bueno. Piensa bien ¿tu trabajo te está acercando a tu sueño o te aleja de él? Si nuestro trabajo nos acerca a nuestros sueños, entonces podemos decir que hemos hallado el sentido de nuestro trabajo. De esta manera podríamos responder a la pregunta ¿para qué vas a trabajar? Para cumplir mis sueños. Sí, recibir un pago justo es importante pero cuando le encuentras un sentido a tu trabajo eso pasa a segundo término. Tu principal razón para ir a trabajar ya no es el dinero sino la pasión por tu trabajo y el cumplimiento de tus metas. 

Para darle sentido a tu trabajo necesitas saber cuáles son tus metas profesionales, cuáles son tus sueños y entonces responder a la pregunta, ¿tu trabajo te está ayudando a cumplir esas metas? ¿dónde te ves dentro de un año, dentro de cinco y diez años? Si quieres encontrarle sentido a tu trabajo necesitas alinearlo con tus metas. Debes responder también ¿de qué manera mi ocupación me ayuda a mejorar mis habilidades como profesional? Encontrarle un sentido al trabajo implica también encontrarle un valor, es decir, saber cómo puedes aportar algo a la sociedad mediante tu trabajo. Aun cuando trabajes detrás de una computadora o con máquinas, el hecho de saber que tu actividad aporta al bienestar de la sociedad le da un sentido a tu trabajo. 


Saber cuáles son los motivos que te impulsan para ir a trabajar cada mañana y lo más importante para qué lo haces deben ser las preguntas a responder cada mañana. Existe una diferencia entre el por qué y el para qué, el primero apunta a la causa ¿por qué vas a trabajar? Porque quiero recibir un sueldo, porque ahí encontré trabajo. El segundo responde a una finalidad ¿para qué vas a trabajar? Para ayudar a otros, para crecer como profesional, para cumplir mi sueño. Cuando eso sucede entonces ya no te pesa ir a trabajar y puedes cumplir de una manera más eficiente con tus responsabilidades

Si todavía no has encontrado el propósito de tu trabajo te invito a hacer una lista de tus metas y piensa la manera en cómo tu trabajo puede ayudarte a llegar a ellas, a cumplir tus sueños, solo así podrás darle un sentido a tu ocupación laboral y verás como cada día valdrá la pena en tu trabajo. 

También te puede interesar:

Recuerda compartir y seguirnos en las redes sociales.
sígueme en Instagram siguenos en Twitter siguenos en facebook

Comentarios