Causas del mal clima laboral en las empresas

Beneficios de trabajar con pasión

Tener pasión por tus tareas asignadas es el mejor aliciente para tu trabajo y puede traerte como consecuencia diversos beneficios para ser un mejor empleado. 


1. Mayor productividad.
Si quieres tener mejores resultados en tu trabajo debes amarlo, sentir pasión por él. Trabajar en lo que te gusta y te hace feliz te ayudará a ser más eficiente y más productivo. Cuando hacemos las cosas porque nos gustan, nuestro rendimiento es mejor que cuando las hacemos por obligación. Al trabajar con pasión buscas la manera de hacer mejor las cosas optimizando el tiempo y los recursos, además si no sabes cómo hacer algo buscas aprender ya sea preguntando o investigando por tu cuenta. 

2. Mayor motivación.
Cuando tu trabajo te apasiona tendrás, cada mañana, motivos para levantarte e ir a trabajar. Cada día de la semana (incluidos los lunes) tendrás ánimo y motivos para cumplir con tus responsabilidades en el trabajo, no pensarás en perder tiempo porque no tienes ganas de hacer tu trabajo ni lo relegaras a alguien más. Hacer tu trabajo con motivación te ayuda a tener ese entusiasmo tan necesario para hacer de la mejor manera cada una de tus responsabilidades. 

3. Menos estrés.
Cuando trabajas en tu pasión laboral, no lo ves como una carga o como algo fastidioso de hacer y ante cualquier obstáculo tienes la energía y la estabilidad emocional para hacerle frente. Cuando disfrutas de tu trabajo tienes menos probabilidades de sufrir estrés o depresión y tu salud se mantiene bien. No digo que la pasión te vuelva un superhéroe y que no te cansas o que para demostrar pasión debas trabajar horas extras, sino más bien que disfrutas de tu trabajo y por eso generas menos estrés. 


4. Mayor creatividad.
La creatividad es importante; no solo es para ciertos sectores sino para todos pues nos aguda a resolver problemas de una mejor manera, a crear nuevas maneras de hacer las cosas para tener mejores resultados. Cuando disfrutas de tu trabajo, tu cerebro está más relajado y tiene por lo tanto mayor capacidad de crear nuevas ideas. 

5. Crecimiento profesional.
Cuando tu trabajo te apasiona, sientes la necesidad y el deseo constante de seguir aprendiendo y ampliar tus conocimientos para mejorar. Constantemente buscas la manera de aprender, si no sabes preguntas, lees, miras, buscas cursos, lo que sea necesario para aprender más y ser mejor cada día en eso que tanto te apasiona. Además el aprendizaje se vuelve más fácil de asimilar y buscas cómo ponerlo en práctica lo antes posible. 


La pasión por tu trabajo es como un motor que te ayuda a ver tu trabajo de una manera diferente y por lo tanto a ser más comprometido con lo que haces, a rendir más, a tener mejores relaciones, a ser más creativo, a buscar la superación cada día y a inspirar a otros.

También te puede interesar: 

Recuerda compartir y seguirnos en las redes sociales.
sígueme en Instagram siguenos en Twitter siguenos en facebook

Comentarios