Cómo superar los errores en el trabajo

Cómo evitar la adicción al trabajo

La adicción al trabajo es un problema que aqueja a muchas personas con consecuencias desastrosas para el empleado y para la empresa. Trabajar demasiado, olvidarse de todo lo demás, de la familia, de los amigos, de uno mismo, no es buena inversión. A continuación te presento una serie de actividades para prevenir la adicción al trabajo.


1. Practicar un pasatiempo.
Tener un pasatiempo ayuda a cambiar de rutina, a olvidarnos un poco del trabajo. Cuando una persona práctica su actividad favorita, el cerebro se relaja y además, segrega endorfina y serotonina (hormonas de la felicidad) contribuyendo a mayor bienestar para la persona. Practicar un pasatiempo es importante porque te ayuda a mejorar la memoria, tener más agilidad mental, más concentración y a estar más alerta. Lo más recomendable es prácticar un  pasatiempo sin relación con tu actividad en el trabajo, por ejemplo si tu trabajo es estar frente a una computadora, evita usar la computadora en tu tiempo libre.

2. Dejar el trabajo en la oficina.
Una de las causas de la adicción al trabajo es estar pensando en él de día y de noche, dentro y fuera de la oficina. El trabajo es para hacer dentro de los horarios laborales. No te lleves el trabajo a casa, no revises correos, pues quienes lo hacen están menos concentrados y más cansados al día siguiente. Disfruta de los tuyos en casa, toma un tiempo para ti mismo, haz otras actividades, de esta manera evitaras caer en el estrés y en la adicción al trabajo

3. Tomar vacaciones.
Hoy en día muchas personas prefieren no salir de vacaciones. Una de las razones es pensar que si lo hacen estarían usando tiempo valioso para el trabajo y entonces su nivel de productividad se puede ver afectado. La realidad es otra, pues nuestro cuerpo y nuestro cerebro necesitan descansar para trabajar mejor, de esta manera tomar vacaciones te relaja, te aleja del estrés y te ayuda a ser más productivo. Cuando tomas vacaciones te olvidas por unos días de la rutina del trabajo, de las preocupaciones de éste y te enfocas en disfrutar de tu tiempo libre, de la naturaleza y alivias las tensiones y el estrés.


4. Salir temprano del trabajo.
Estamos acostumbrados a salir tarde porque así nos han enseñado, el empleado con más horas extras es bien visto, sin embargo las horas en el trabajo muchas veces no son equivalentes a una buena productividad por parte del empleado. En diversos países de Europa, trabajar horas extra significa que la persona no supo organizar su tiempo y por lo tanto no pudo cumplir con su trabajo en el tiempo debido. No se trata de trabajar mucho sino de dar resultados, cuando llegues al trabajo enfócate en tus responsabilidades, cumple con tu trabajo y cuando llegue la hora de la salida apaga la computadora y ve a casa sin remordimiento.

5. Evitar el perfeccionismo.
Ser perfeccionista te hace pasar demasiado tiempo en el trabajo pues se tiene la tendencia a mejorar de manera indefinida un trabajo sin decidirse a considerarlo como terminado aunque todos te digan que está bien. Necesitamos ser buenos trabajadores, hacer trabajos excelentes, eso no está a discusión, pero necesitamos tener cuidado con la obsesión. Los perfeccionistas dedican mucho tiempo y esfuerzo a una tarea descuidando otras responsabilidades bajando su nivel de productividad, pero causándole a su mente  demasiado estrés.

6. Aprender a decir no.
Llenarte de trabajo porque no sabes decir “no” solo te creara problemas, tendrás mucho estrés y no podrás dar buenos resultados. No se trata de evadir responsabilidades sino de cumplir cabalmente tu trabajo y no aceptar trabajo extra si no está en tus posibilidades hacerlo. Decir “no” significa evitar la saturación, no es negarse por negarse a trabajar. No tomes responsabilidades de otros. Decir no, poner límites, te ayudará a reducir los niveles de estrés, ansiedad y frustración.


7. Tener una vida social fuera del trabajo.
Tomar tiempo para disfrutar con la familia o con los amigos ayuda a no quedarse en el trabajo después de las horas laborales. Compromete a ir a cenar con tus amigos, o con tu familia y pasar tiempo de calidad con ellos. Estar con tus amigos y con tus seres queridos te ayudara a disminuir el estrés, a tener una mente más activa, a generar bienestar fuera del trabajo, a tener más felicidad y a rendir mejor. No permitas que el trabajo te aleje de las personas importantes para ti. 

La adicción al trabajo no es sinónimo de productividad, al contrario esta se puede ver reducida y tu salud, afectada. Toma tiempo para ti y para los tuyos , aléjate de la rutina del trabajo, respeta tus tiempos des descanso, disfruta de tu tiempo libre y haz actividades que te generen bienestar y felicidad.

Recuerda compartir y seguirnos en las redes sociales.

Comentarios