Causas del mal clima laboral en las empresas

Cómo ser un buen networker

Te han invitado a una reunión de networking, ¿sabes cómo generar los mejores resultados y sacar el máximo provecho de la reunión? Para ser un buen networker necesitas crear estrategias que te ayuden a construir relaciones interpersonales con otros profesionales para generar éxito entre las partes involucradas.


1.  Cuida tu imagen profesional.
La imagen que transmitimos a los demás durante una reunión de networking es importante, pero lo es aún más la que ellos se forman de nosotros. Por eso es necesario cuidar la manera de hablar, de vestirnos, de socializar e incluso nuestra conducta durante la reunión.
Una manera de dejar una buena imagen en los demás es haciendo buen uso de las tarjetas de presentación, no solo te ayudarán a darte a conocer ante los demás, sino que también serán tus aliadas para ser recordado después. Escoge unas breves palabras para presentarte a los demás, define claramente lo que haces y cuál es tu objetivo profesional.
 
2.  Sé servicial.
Las personas están dispuestas a trabajar con quienes les generan confianza y para que esta sea duradera debe haber empatía y cooperación. Recuerda que es más fácil colaborar con una persona que conocemos y de la que nos hemos llevado una buena impresión, que con una que no conocemos.
En la medida de lo posible ofrece tu ayuda cuando alguien la necesite ya dando la solución o siendo el contacto para con otras personas. De esta manera estarás ayudando a otros y podrás generar lazos de confianza. No dudes en preguntar ¿te puedo ayudar?
 

3.  Sé un buen interlocutor.
Hacer que la reunión o que el tema de conversación se centre solo en ti, solo logrará alejar a las personas y no conseguir los objetivos. Asegúrate de centrar la conversación en torno a ellos y no en ti. Cuando hables con alguien haz preguntas para demostrar interés, no interrumpas y sobre todo evita mirar constantemente el celular. Deja que la otra persona hable, pregúntale sobre su negocio o empresa y escucha con atención.
Las personas te recordaran no solo por tu interés profesional sino por haber estado dispuesto a escuchar.
 
4.  Haz un seguimiento.
La labor del networker no termina al finalizar la reunión, más bien apenas comienza. No sirve de nada acudir a un evento de networking, acumular tarjetas y dejarlas en un cajón. Lo más adecuado es hacer un seguimiento de cada persona.
Una herramienta que puede resultar de gran utilidad es una base de datos donde puedas determinar intereses y necesidades de tus contactos. Una vez los tengas clasificados en relación a estas categorías, podrás comenzar a contactarlos.
Después de la reunión envía un correo electrónico o mensaje de texto donde menciones lo bueno que fue conocerlos y les hagas saber tu disposición de ayudar por medio de tu quehacer profesional.
 
Ser un buen networker te ayudará a abrir muchas puertas para crecer profesionalmente. Aprovecha cada oportunidad para dejar una buena impresión en los demás, sé servicial, sociable y un buen oyente, y no te olvides de mantener el contacto después de la reunión. 
 


Recuerda compartir y seguirnos en las redes sociales.
 
 
 
 
 
 

Comentarios