Causas del mal clima laboral en las empresas

5 señales de que no eres feliz en el trabajo

     Estar en un trabajo donde no eres feliz (aunque sí te guste tu profesión) no es una buena inversión a largo plazo. Pueden existir diversas razones por las que una persona siga trabajando en un lugar tales como el salario, las prestaciones o quizá el horario de trabajo pero si no es feliz tarde o temprano nada de eso será importante y su desempeño laboral, sus problemas o sus malestares físicos o emocionales lo delataran. 


1.     Malas relaciones interpersonales.
Si las relaciones con tus compañeros o con tus jefes se ha visto afectada, has tenido más problemas para socializar o nunca te ha interesado hacer amigos probablemente responda a tú infelicidad en el trabajo. Una de las señales que nos indican que algo no anda bien y que existe un malestar psicológico es la poca disponibilidad de hacer amigos o de ayudar a otros. Cuando ya no nos sentimos a gusto en el trabajo, por cualquier circunstancia, se tiende a disminuir la disposición a socializar con otros y a ayudar a quien lo necesita. Muchas veces se hace de manera inconsciente, debido a la molestia de no sentirse a gusto en el trabajo.
 
2.     Aburrimiento constante.
El trabajo debe ser sinónimo de diversión y no porque todo sea risas y bromas sino porque te sientes a gusto con tus actividades laborales. Una persona que es feliz en su trabajo procura dar lo mejor de sí, y por esa razón constantemente está motivado y busca ser creativo en lo que hace y busca además la manera de aprender y de crecer profesionalmente; sin embargo, cuando una persona no es feliz en su trabajo no tiene motivación ni iniciativa, solo hace lo que se le pide y no busca la manera de enfrentar nuevos retos que podrían ayudarle a un crecimiento.
 
3.     Mayor estrés y ansiedad.
Cuando una persona no es feliz en su trabajo, su cuerpo comenzará a “gritar” lo que está callando. Si no se expresan las emociones y estas se guardan tarde o temprano el cuerpo comenzará a somatizarlas y además tendrá pocos recursos para hacerle frente al estrés. Si comparamos a dos empleados con la misma carga de trabajo, quien tendrá mayor estrés y ansiedad será el empleado que no esté feliz trabajando ahí. Debido al estrés se pueden presentar malestares como dolor de cabeza, problemas gastrointestinales, fatiga extrema, insomnio, problemas cardíacos, tensión muscular, entre otros.


4.     Procrastinación.
Existen diversas razones para procrastinar y una de ellas es tener un trabajo donde la persona no se sienta feliz o no le guste y por lo tanto procure dejarlo todo para el último momento, lo cual por supuesto puede resultar perjudicial tanto para él mismo como para la empresa. Cuando una persona evade sus compromisos, no se involucra en el trabajo, no pone todo su esfuerzo o cuando es indiferente hacia sus responsabilidades puede ser sinónimo de que no es feliz en ese trabajo.
 
5.     Baja productividad.
Cuando una persona no es feliz en su trabajo esto se ve reflejado en el bajo rendimiento, en el bajo o nulo cumplimiento de objetivos o en tener bajos resultados deseados. Una persona que no se siente feliz en su trabajo no busca salir de su zona de confort, no busca la manera de resolver o de prevenir problemas que afecten la productividad ni se compromete en mejorar.



La infelicidad en el trabajo puede desembocar en diversos problemas tanto para el trabajador como para la empresa, por es necesario estar atentos a cualquier cambio o circunstancia adversa para hacer una evaluación y en dado caso hacer los cambios necesarios como cambiar de trabajo o de ambiente laboral. 

También te puede interesar

Recuerda compartir y seguirnos en las redes sociales.

sígueme en Instagram siguenos en Twitter siguenos en facebook

Comentarios