Causas del mal clima laboral en las empresas

Importancia de tener una buena imagen profesional

La primera impresión causada en los demás mediante nuestra imagen profesional puede abrirnos o cerrarnos las puertas de nuevas oportunidades, y debemos recordar que, una vez que la otra persona se ha formado una imagen es difícil cambiar esa impresión, por eso es importante cuidar lo que transmitimos con nuestra imagen para que refleje el mensaje que realmente deseamos transmitir porque solo hay una oportunidad para causar una buena impresión. 

Una buena imagen profesional puede enviar mensajes como: puntualidad, asertividad, respeto, liderazgo, proactividad, profesionalismo, limpieza, organización, responsabilidad, entre otros aspectos positivos que permitirán abrirnos caminos hacia nuevas oportunidades de éxito.
Sin importar el rol que tengamos dentro de la empresa (la nuestra o para la que trabajamos), es importante tener una buena imagen pues somos representantes de dicha empresa. La opinión que las personas se formen de nosotros será la imagen que se formaran de la empresa, esto quiere decir que una mala imagen no solo nos perjudicará a nosotros mismos sino también a quien representamos. Si una persona no tiene una buena imagen profesional y por lo tanto no causa una buena impresión con los clientes, estos no querrán hacer tratos con la empresa a la cual la persona esta representando,  pues una mala impresión envía mensajes contrarios a los descritos más arriba.
La imagen que transmitimos a los demás es integral, pues va desde lo físico, pasando por el lenguaje no verbal, hasta la manera en que nos comportamos ya sea de manera física o virtual, es decir, no solo importa la manera como nos vestimos sino que la personalidad también juega un papel en la imagen que proyectamos, así como nuestro tono de voz y la manera como nos presentamos en las redes sociales. Una persona puede presentarse con ropa impecable, usar tonos que favorezcan a su piel y llevar un peinado adecuado, pero si su tono de voz no es el adecuado o su conducta es errónea, entonces no podemos decir que tiene una buena imagen profesional, lo cual dañará la imagen que proyecta ante los demás causando una mala impresión.

Una buena imagen profesional debe ser nuestra aliada para lograr nuestras metas y objetivos que nos propongamos para alcanzar el éxito. De hecho bien dicen que uno no debe vestirse para el puesto que tiene sino para el puesto que desea tener. Antes de salir de casa o de tener una reunión con algún posible cliente es fundamental revisar qué mensaje estamos enviando con nuestra imagen y cuál será la primera impresión que causemos pues de eso dependerá, muchas veces, el éxito o el fracaso de nuestros objetivos.

También te puede interesar 
Por qué no me dan un ascenso laboral
Cómo causar una buena impresión en una entrevista de trabajo
Cómo vestirse bien para trabajar

Recuerda compartir y seguirnos en las redes sociales.

sígueme en Instagram siguenos en Twitter siguenos en facebook

Comentarios