Causas del mal clima laboral en las empresas

Cómo salir de la rutina en el trabajo

La rutina en el trabajo es muy mala consejera y compañera. Te hace caer en un letargo y puede afectar tu capacidad para ser un empleado indispensable. Quizás tu trabajo es rutinario  pero tú puedes poner de tu parte para evitar o salir de esta situación de manera que generes nuevas ideas y nuevas maneras de hacer tu trabajo.


1. Crea nuevas metas.
Plantear nuevas metas en tu trabajo te hará hacer cosas diferentes. Pueden ser metas diarias o semanales, el chiste es hacerte salir de la rutina. Pero no se vale tener nuevas metas y seguir haciendo lo mismo, el objetivo siempre es ser mejor empleado. Por ejemplo, proponte como meta terminar tus ventas media hora antes de la salida, o contactar a dos personas más por teléfono. Eso sí no olvides metas claras, medibles, con fecha límite y desafiantes, pero no incapacitantes. 

2. Mejora las relaciones con tus compañeros.
Si solo vas y haces tu trabajo tarde o temprano caerás en una rutina aburrida. Socializar más no significa descuidar tus obligaciones, pero sí es una opción para distraer tu mente, por ejemplo, a la hora de la comida, así al regresar a tu trabajo tendrás nuevas ideas. Relacionarte con tus compañeros te ayuda a ver desde otras perspectivas y a aprender nuevas cosas útiles para tu trabajo. 

3. Sal de tu zona de confort.
Una de las causas por las cuales caemos en una rutina es porque nos acomodamos en lo que hacemos, si quieres salir de la rutina debes abandonar esa zona de confortPara hacer algo nuevo, la mayoría de las veces será necesario aprender incluso aquello que nunca habías pensado aprender. Por ejemplo, tal vez necesites aprender a manejar o a negociar para cerrar tratos o quizá sea necesites aprender a hablar en público. Atrévete a salir de tu zona de confort y veras los cambios. 


4. Busca maneras de divertirte.
El trabajo no tiene porqué ser aburrido. La risa es un gran aliado para la creatividad, nos ayuda a ser más sociables, disminuye el estrés, y nos ayuda en nuestro organismo. Puedes buscar diferentes formas de hacerlo con bromas (estas no deben dañar ni ofender a nadie), celebraciones, risas, canciones, al decorar tu lugar de trabajo o cualquier otra cosa que te ayude a alejar el aburrimiento y a mantener el buen humor.

5. No todo es trabajo.
Toma breves momentos para descansar, levántate de tu lugar de trabajo cada 90 minutos, si tienes una ventana cerca mira a través de ella por breves minutos, estírate, saluda a alguien que no habías saludado. Al salir del trabajo, enfócate en tu casa, tu familia, tu cena, tus pasatiempos o en cualquier otra cosa que no sea nada relacionado con el trabajo. Disfruta de tus fines de semana o pide vacaciones y disfruta de tu tiempo libre, eso sí quédate en casa. Aunque estas actividades las haces fuera del trabajo son útiles para ayudarte a ser más creativo y salir de la rutina. 


Salir de la rutina en el trabajo es imperativo si deseas dar mejores resultados y ser más productivo. Cambiar la manera como hacemos nuestro trabajo, tener ideas novedosas, enfrentar y vencer nuevos retos o desafíos cada día es algo que hacer para dejar a un lado la rutina y el aburrimiento que trae consigo. 

También te puede interesar 

Recuerda compartir y seguirnos en las redes sociales.
sígueme en Instagram siguenos en Twitter siguenos en facebook

Comentarios