Cómo superar los errores en el trabajo

Cómo tener un mejor rendimiento laboral

Cumplir con tu trabajo es importante, pero lo es aún más tener un buen rendimiento laboral para que la empresa se vea beneficiada y todos salgan ganando. Recuerda, no se trata solo de trabajar por trabajar sino de hacerlo de manera sabia para que tu rendimiento laboral sea óptimo. 


1. Disfruta de tu trabajo.
Trabajar en tu pasión laboral es un gran motivador para tener un mejor rendimiento. Lamentablemente muchas personas están en un trabajo que no les gusta y por lo tanto no disfrutan. Si estas en esa posición tienes dos opciones: o buscas la manera de disfrutarlo, o cambias de trabajo. Disfrutar de tu trabajo te da las energías necesarias para hacer mejor tu trabajo y tu cerebro esta más despierto para resolver problemas y crear nuevas ideas. 

2. Planifica bien tu día.
Al llegar al trabajo revisa tu agenda o tablero para saber cuáles son las tareas que  deberas cumplir durante el día. Clasifica tus tareas en importantes y urgentes, y ocúpate de lo importante y no urgente (si tienes una tarea urgente ocúpate de ella primero). Analiza también cuáles son las actividades que requieren de más esfuerzo y mayor tiempo para ser consideradas dentro de las primeras tareas a realizar, de esta manera podrás tener un mejor rendimiento en tu trabajo.

3. Toma breves descansos.
Trabajar sin descanso no es bueno para tu rendimiento, ¿recuerdas la historia de los dos leñadores? aquel que tomaba descansos fue quien pudo cortar más leña. Cada dos horas, toma descansos de 5 a 10 minutos, aprovecha para tomar agua, algún aperitivo, para dar unos pequeños pasos y para estirarte un poco. Estas pausas te ayudarán a romper la monotonía y mejorar la creatividad. 



4. Evita procrastinar
¿Cuántas veces has dejado tus obligaciones para después? Existe una regla que puedes ocupar para rendir más: si la tarea a realizar te llevará menos de dos minutos, hazla. Es mejor hacer esas pequeñas tareas en el momento y evitar enfrentarte después a un cúmulo de tareas que te desmotiven por la cantidad de trabajo acumulado y te impidan tener un buen rendimiento laboral.

5. Sé proactivo.
Una persona proactiva toma el control de la situación y decide actuar anticipándose a las necesidades y problemas. Quienes solo están sentados esperando al jefe para recibir indicaciones, rinden menos. Si quieres tener un mejor rendimiento en tu trabajo actúa de manera anticipada, adelántate a resolver problemas, incluso antes de que se presenten, adelántate a crear estrategias y a hacer sin esperar órdenes de tu jefe. 


Dar buenos resultados tiene gran relación con tu actitud y con las acciones que realices al hacer tu trabajo. Aprende a amar lo que haces, a organizarte y a poner limites para que tu trabajo sea de calidad y de buenos resultados. 

También te puede interesar:

Recuerda compartir y seguirnos en las redes sociales.
sígueme en Instagram siguenos en Twitter siguenos en facebook

Comentarios