Cómo superar los errores en el trabajo

Cómo vestir bien para ir a trabajar

Vestir bien para el trabajo no es un asunto de moda. La imagen tiene un gran poder y puede marcar la diferencia. Con una buena imagen puedes mandar mensajes positivos los cuales te ayudarán a cerrar tratos con clientes, a tener mejor productividad o a tener un buen puesto, de ahi la importancia de saber vestir bien.


1. Viste de acuerdo con tu trabajo.
Vestir bien significa vestir acorde al lugar, momento y circunstancia. Es importante vestirnos con las prendas adecuadas a nuestro trabajo. Una vestimenta formal para quien trabaja en el área de creatividad o quien trabaja con maquinarias puede considerarse como mal vestido e incluso puede afectar su trabajo. Vestir bien tampoco significa gastar mucho, puedes tener poca ropa, bien cuidada y limpia para dar una buena imagen.

2. Ropa bien presentada.
Para vestir bien debes cuidar que tu ropa no tenga arrugas, ni líneas marcadas. Para un planchado adecuado es bueno invertir en una buena plancha, un burro ancho, un líquido para quitar arrugas y buenos ganchos de madera para colgar la ropa. 
Si notas alguna rasgadura o una rotura en alguna prenda cósela lo antes posible. De igual manera si un botón ha caído o esta por caer, debes coserlo o reforzarlo, según sea el caso; puedes colocar esmalte de uñas transparente sobre los botones para ayudar a reforzarlos más y poder vestir bien.

3. Usa ropa a tu talla.
Un error muy común que nos impide vestir bien es usar ropa que no es de nuestra talla, quizá porque subimos o bajamos de peso o porque esa ropa nos gusta mucho. No importa la talla que usas siempre y cuando sea la correcta. Una blusa o pantalón demasiado ajustado se ve tan mal como una prenda grande. Si tienes una prenda grande puedes invertir en un buen sastre o una buena costurera para hacer los arreglos necesarios y asi vestir bien.


4. Zapatos limpios.
Si hablamos de vestir bien no podemos olvidar los zapatos. Los zapatos también hablan mucho de nuestra imagen. Unos zapatos sucios hablan de descuido, por lo tanto cuida que estén limpios, acude con algún boleador para tenerlos limpios y bien lustrados. Lo mismo si usas tenis o zapatos de otro material, mantenlos siempre limpios.

5. Piensa en la imagen que proyectaras.
Al momento de escoger tu ropa para vestir piensa que esta puede inspirar confianza o romperla ante una persona. Tu ropa le puede enviar un mensaje a tu cliente o socio de “sí lo puede hacer, si lo va a cumplir" o bien enviar un mensaje equivocado. Por eso es importante pensar en el mensaje que enviaras y cómo ese mensaje podría ayudarte o perjudicarte.


Una buena imagen no solo habla bien de ti sino de la empresa a la que representas y aunque es cierto que lo importante es el conocimiento desafortunadamente vivimos en una sociedad donde nos dejamos llevar primero por lo que vemos. Si es necesario invierte en tener ropa de calidad para vestir correctamente y proyectar una buena imagen. 

También te puede interesar:

Recuerda compartir y seguirnos en las redes sociales.
sígueme en Instagram siguenos en Twitter siguenos en facebook

Comentarios