Causas del mal clima laboral en las empresas

Cómo usar las tarjetas de presentación

Las tarjetas de presentación son una herramienta indispensable para ayudar a tu negocio. Las tarjetas permiten a las personas saber sobre tu empresa o negocio, pero es necesario saber usarlas correctamente o de lo contrario terminarán en la basura. No dudes en invertir para tener tarjetas de calidad que te recomienden ante los demás. 


1. Cuida el diseño y la calidad.
La tarjeta de presentación debe ser tu aliada para dejar una buena impresión en las personas. Dales un aspecto profesional, puedes acudir con algún diseñador gráfico para tener un diseño acorde con tu negocio o profesión. Cuida el tamaño, el color, la textura, el tamaño y el tipo de letra, y el material a usar. Puedes usar las tarjetas convencionales o con algún diseño especial, por ejemplo si eres dentista, tu tarjeta puede tener forma de muela; o si eres arquitecto, de casa. 

2. Úsalas siempre que puedas.
Uno nunca sabe cuándo se puede presentar una oportunidad para entregar alguna tarjeta, puede ser en alguna reunión de networking, alguna comida, alguna visita a un cliente, y hasta alguna consulta con el médico. Eso si ten cuidado tampoco entregues a diestra y siniestra como volantes en la calle o podría tener un efecto adverso. Antes te entregar una tarjeta ten una pequeña conversación para que sepan quién eres y entonces ofrecele una. 

3. Cuida tus tarjetas.
La manera como cuidas tus tarjetas habla mucho de ti. Utiliza un tarjetero para cuidarlas debidamente; puedes traer algunas en tu cartera, pero úsalas para que no se maltraten. Mantenlas en un lugar lejos del sol y de la humedad, y lo más importante, evita estarlas manipulando. Si necesitas hacer algún cambio en tus datos es mejor volver a imprimir; no entregues tarjetas rayadas, eso resta calidad y profesionalidad a tu trabajo. 


4. Entrégalas de manera correcta.
Nunca entregues tarjetas solo por entregarlas. Una vez que te has presentado y has tenido una pequeña conversación entonces da tu tarjeta con las letras en dirección hacia la otra persona, sobre todo asegúrate de entregarla del lado donde está tu nombre o el de tu negocio. Dile cuánto te agradaría brindarle tus servicios y no olvides incluir también una sonrisa. 

5. Mantén tus tarjetas actualizadas.
Si cambias de número telefónico, de dirección postal o electrónica o algún otro dato importante (quizá decidiste ponerle otro nombre a tu negocio), actualiza tus tarjetas o de lo contrario podrían terminar en la basura y habrás perdido la oportunidad de tener ese cliente. Si necesitas hacer algún cambio entonces es mejor hacer nuevas tarjetas.

6. No olvides los datos de contacto.
A veces nos fijamos tanto en el diseño y en lo bonito del logo en las tarjetas y nos olvidamos de lo más importante: los datos de contacto. Asegúrate de escribir tu nombre correctamente, de poner un teléfono ya sea celular o local (si son ambos es mejor), coloca además tu correo electrónico y tu página web. 


Las tarjetas de presentación pueden ser tus aliadas o tus enemigas dependiendo del uso que hagas de ellas. Asegúrate de usarlas correctamente porque podrían abrirte muchas puertas y darte muchas oportunidades de negocio. Sobre todo, no olvides estar en contacto con tus clientes y cuidar también las tarjetas que recibas de otros. 


También te puede interesar:

Recuerda compartir y seguirnos en las redes sociales.
sígueme en Instagram siguenos en Twitter siguenos en facebook

Comentarios