Cómo superar los errores en el trabajo

Cómo hacer home office con niños

Hacer home office se ha convertido en una actividad necesaria para muchos, sin embargo no solo ellos deben estar casa sino también los niños y eso puede resultar estresante para los padres porque los pequeños exigir mayor atención de los padres sin importar si están trabajando o no. ¿Qué podemos hacer para que el home office no sea un campo de batalla?


1. Comunícate con tus hijos.
Cuando hagas home office explícale a tus hijos, de manera sencilla y de acuerdo con su edad la situación, diles por qué ahora debes trabajar desde casa. Háblales de la importancia de tu trabajo y cuán necesario es tener tiempo y espacio cuando estés haciendo home office. 
Enséñales tu lugar de trabajo y cuéntales tus actividades así ellos tendrán una mejor idea de tu trabajo mientras estés en casa. Explicales cómo trabajar desde casa no significa juegos o vacaciones, sino que en ese lugar debes cumplir con tus responsabilidades laborales.

2. Organiza la agenda y establece horarios.
Si haciendo home office seguramente deberás apartar tiempo para realizar alguna video llamada o una llamada normal en las cuales necesitas no tener algún tipo de interrupción.
Organizar tu agenda te ayudará a saber en qué momento los niños deben estar ocupados con alguna actividad y en qué momento pueden acompañarte. Con base en la agenda puedes también establecer horarios de juegos con tus hijos, horarios para dedicarte a las labores de casa y horarios para hacer home office.

3. Cada quien en su lugar.
Para los niños puede ser un poco difícil hacer la diferencia entre hacer home office y tener dia libre pero puedes ayudarle a entender si apartas un lugar exclusivo para ti. Puede ser un cuarto, una mesa, una silla, un espacio donde ellos sepan que estas trabajando. 
Así como tu tienes un lugar, puedes junto con ellos, escoger un espacio donde ellos puedan hacer sus actividades escolares o alguna otra actividad. Poco a poco el niño se irá habituando de que cuando estés en ese lugar estas haciendo algo importante porque estas en el home office.


4. Establece tiempos para estar con ellos.
Recuerda, aunque estes en casa no todo es hacer home office. Puedes tomar descansos de entre cinco y diez minutos por cada hora trabajada, sal de tu espacio y disfruta de un tiempo con ellos. También puedes establecer espacios de tiempo más largos para jugar con ellos, para ver una película juntos o para hornear unas ricas galletas. Así los niños verán que así como tomas tiempo para estar en el home office también lo haces para estar con ellos. Puedes marcar esa hora en un reloj grande con manecillas y si llegan a interrumpir puedes señalarles el reloj e indicarles cuanto falta para estar con ellos.

5. Actividades para ellos.
Los niños suelen aburrirse fácilmente, por lo tanto no esperes que pasen mucho tiempo haciendo la misma actividad mientras tú estás trabajando o haciendo home office. 
Existen muchas opciones que los niños pueden hacer por ejemplo tomar un curso en línea, hacer alguna manualidades, leer, armar algún rompecabezas, colorear y por supuesto hacer sus tareas escolares. De esta manera ellos podrán estar ocupados en alguna actividad mientras que tu estas haciendo home office. No olvides de vez en cuando mirar lo que están haciendo, es decir, darles una actividad para hacer no debe hacerlos sentir rechazados por ti. 


Hacer home office con niños no tiene porque ser un martirio, quizá al principio sea un poco difícil pero nada que no se pueda arreglar. Sobre todo no lo veas como un problema sino como una oportunidad para estar cerca de tu familia y disfrutar tiempo con ellos. 

También te puede interesar:
 
Recuerda compartir y seguirnos en las redes sociales.
sígueme en Instagram siguenos en Twitter siguenos en facebook

Comentarios