Causas del mal clima laboral en las empresas

5 pasos para resolver problemas en la empresa

Los problemas dentro de las empresas suelen representar dolores de cabeza para los empleados. Los problemas no desaparecen por si solos, tarde o temprano te volverás a enfrentar a ellos. Lo mejor es solucionarlos tan pronto se presenten para evitar mayores problemas. 


1. Definir el problema.
Antes de buscar la solución al problema necesitamos definirlo. Debes saber por qué dicha situación está representando un problema, cuáles son los fundamentos para señalar dicha situación y cuáles podrían ser las repercusiones a corto, mediano y largo plazo en caso de no resolverse. Determina si realmente se trata de un problema o si es alguna otra situación.

2. Identificar las causas del problema.
Para saber las causas del problema puedes responder a la pregunta ¿por qué? También puedes hacerlo utilizando el diagrama de pescado o de causa y efecto. Las causas pueden ser debido a la falta de capacitación, falta de recursos, falta de instrucciones claras, malas relaciones interpersonales, falta de comunicación, etcétera. Para este segundo paso es recomendable tomar en cuenta la opinión de otras personas, tener la perspectiva de varias personas puede ayudar a determinar si las causas son correctas y a no tener una visión sesgada. 

3. Identificar posibles soluciones.
Cuando hayas definido el problema con sus causas entonces es tiempo de considerar todas las posibles soluciones. Para tener varias soluciones es preciso anotar todas las ideas, después se analizarán y se tomará la mejor. 
No te preocupes si es una buena o mala idea, el chiste es tener una lista amplia de posibles soluciones. Muchas veces no dejamos que fluyan las ideas y eso bloquea a nuestro cerebro para encontrar la respuesta correcta. Una buena idea es usar la frase “¿y si…? y anotar todas las ideas.

4. Elegir una opción y aplicarla.
En este punto es necesario considerar cada una de las posibles soluciones para elegir solo una considerando el tiempo; los recursos materiales, económicos, sociales, y las personas con las habilidades necesarias. La solución debe definirse en términos de qué debe hacerse, cuándo debe hacerse, quién debe hacerlo y para qué debe hacer. Para elegir puedes considerar cuál es la opción más sencilla, cuál es la más viable de realizar en ese momento, cuál utiliza menos recursos, menos tiempo. En cuanto hayas elegido una opción, pon manos a la obra.

5. Verificar que el problema se haya resuelto.
Cuando hayas elegido la solución y la hayas implementado es necesario hacer una nueva evaluación para saber si el problema se ha resuelto sin causar conflictos en otros departamentos, porque sería como pedirle prestado a alguien para pagar una deuda, solventas dicha deuda pero te quedas con otra. Si la solución fue la correcta ¡enhorabuena! De lo contrario, evalúa para saber qué falló, qué faltó y considerar otra solución hasta terminar con el problema de manera satisfactoria para todos.

Como puedes ver resolver los problemas dentro de la empresa es algo que podemos hacer si le hacemos frente de manera correcta. Cuando se presente uno, no lo evadas, mejor busca las mejores alternativas para resolverlo y aplica la mejor hasta que quedes satisfecho con el resultado.

También te puede interesar:

Recuerda compartir y seguirnos en las redes sociales.

sígueme en Instagram siguenos en Twitter siguenos en facebook

Comentarios