Causas del mal clima laboral en las empresas

Cómo ser proactivo en el trabajo

Ser proactivo significa tener una actitud activa para anticiparse a los problemas, es ser responsable de sus acciones y tomar decisiones con el fin de producir cambios para mejorar el lugar de trabajo. Si quieres ser un empleado con valor agregado, debes tomar la iniciativa por ti mismo. La proactividad debe practicarse todos los días para ser un mejor empleado.


1. Toma riesgos.
Tener grandes ideas y no expresarlas por temor a equivocarnos no valen de nada. Una persona proactiva prefiere tomar riesgos aunque pueda equivocarse. Si tienes ideas para mejorar tu área de trabajo, para anticiparte a alguna situación problemática, para resolver algún problema, exprésalas, hazlas. Toma riegos pensando en lo mejor y en lo peor que puede pasar tanto si llevas a cabo tu idea como si no la llevas a cabo.

2. Sé un observador participativo.
Para saber dónde involucrarte y tomar la iniciativa es necesario observar lo que sucede alrededor como los procesos, las prácticas, las competencias y habilidades, las rutinas. Observar te ayuda a tener un panorama general yparticipar de manera activa para ser parte de la solución. Si solo observas pero te quedas callado o sin ejecutar ninguna acción no podrás practicar la proactividad.

3. Confía en tus capacidades.
Frente a un nuevo reto o algún problema confía en tus capacidades para hacerle frente y no te dejes vencer por las inseguridades. Si quieres ser proactivo debes dejar tus miedos a un lado y enfocarte en tus habilidades. Cuando se presente algún problema, confía en que tienes las herramientas y recursos necesarios para ejecutar una solución oportuna. Cuando haya algo para mejorar en tu trabajo, confía en que puedes presentar buenas estrategias para beneficio de tu área o empresa.

4. Aprende de tus errores.
Si decidiste correr el riesgo y cometiste un error no te desanimes, más bien aprende de este y vuelve a intentarlo. Aprender de los errores te hace una mejor persona y un mejor empleado. Tomar la iniciativa puede resultar en ocasiones en un fracaso por eso es importante saber aprender de los errores y sobre todo hacerse responsable perjudicaron a terceros. La próxima vez no tengas miedo de equivocarte, tal vez las cosas salgan mejor de lo previsto.

5. Cuídate del estrés excesivo.
El estrés excesivo causa estragos en la mente y afecta tu capacidad creativa y de concentración impidiéndote tener nuevas ideas para tomar la iniciativa en algún momento. No dejes que el estrés te afecte, úsalo como un aliado y no como tu enemigo. Toma tiempos para descansar, haz respiraciones profundas, si te es posible delga responsabilidades, pide ayuda en caso necesario, aprende a decir no, ejercítate y toma agua; todo esto te ayudara a mantener el estrés malo bajo control y a tener la mente despejada para ser más proactivo.

6. Prepárate más y más profesionalmente.
Si quieres ser considerado más con tus ideas lo ideal es aprender y capacitarte cada día en tu área profesional. Mantente siempre actualizado sobre las nuevas tendencias, pregunta, lee, toma cursos, mira videos, haz todo para tener mejores habilidades profesionales, pues esto te ayudara a la hora de aportar ideas y de prevenir problemas. No te quedes solo con lo que aprendiste, crece cada día como profesionales es una mejor estrategia para ser proactivo sin morir en el intento.

La proactividad es una capacidad buscada en las empresas en sus empleados. Quien es capaz de no esperar sentado la próxima indicación sino que la hace antes e incluso hace más de lo que debe es más valorado para la empresa. Busca siempre la manera de ser proactivo, al final tú serás el más beneficiado al crecer como profesional.


También te puede interesar:
Cómo dar valor agregado a mi trabajo
Cómo resolver los conflictos laborales 

Recuerda compartir y seguirnos en las redes sociales.
sígueme en Instagram siguenos en Twitter siguenos en facebook

Comentarios