Causas del mal clima laboral en las empresas

Cómo ser feliz en el trabajo

Ser feliz en el trabajo sin importar las circunstancias nos ayuda a estar más motivados y ser más eficientes. Los empleados felices tienen mejores resultados y son más productivos en sus trabajos, por eso es importante hacer todo de nuestra parte para disfrutar de nuestros trabajos y ser felices en ellos.


1. Decide ser feliz.
Gastamos mucho tiempo en decir frases como: “cuando gane más”, “cuando me suban de puesto”, “cuando tenga un mejor jefe”, entonces voy a ser feliz. Mientras vivimos deseando ese momento estamos perdiendo tiempo valioso en el presente, porque la felicidad es una decisión de todos los días. Antes de ir al trabajo decide ser feliz ese día, a pesar de tu jefe, a pesar de tus compañeros, a pesar de la cantidad de trabajo. Tal vez el trabajo donde estas no te gusta, por ello con más razón debes elegir tomar una actitud de felicidad, verás como todo comienza a mejorar si lo haces.

2. Ten buenas relaciones interpersonales.
Tener buenas relaciones con los compañeros y con los jefes ayuda a reducir los niveles de estrés y dar paso a la felicidad. Llevarse bien con los compañeros ayuda a compartir los problemas para encontrar soluciones juntos, para expresar nuestro sentir en alguna circunstancia y para resolver o prevenir conflictos con mayor facilidad sin afectar el trabajo. Llevarse bien con los demás ayuda a sentirse bien emocionalmente y a estar más motivado para trabajar.

3. Inicia bien el día.
No se trata solamente de ser feliz solamente en el trabajo, sino en todo momento por eso es mejor empezar cada día con acciones que te ayuden a estar de buen humor. Levántate temprano, despierta con tu canción favorita. Inicia el día sonriendo, disfruta de tu taza de café, toma un buen desayuno, si te es posible haz un poco de ejercicio, abraza y besa a quienes amas. Iniciar el día con pequeñas acciones positivas te ayudará a llegar al trabajo con una actitud más alegre. Si tu felicidad empieza desde la casa, será más fácil mantenerla en el trabajo.

4. Toma tiempo para descansar.
Fatigarse física o mentalmente en el trabajo y no tomar tiempo para descansar provoca mal humor. No dormir adecuadamente, no descansar durante la jornada laboral o no tomar vacaciones puede provocar un estado de ánimo negativo. ¿De pronto te has encontrado de mal humor sin saber por qué? Bueno, puede ser por no dormir lo suficiente o porque tu cuerpo te está pidiendo a gritos vacaciones. El cansancio no solo afecta tu humor, afecta tu relación con tus compañeros y tu trabajo se vuelve más propenso a errores dañando tu productividad.

5. No te obsesiones con el trabajo.
La obsesión es enemiga de la felicidad. Lejos de ayudarte con la productividad, la adicción al trabajo daña tu salud física y mental y aleja la felicidad de tu lado. Cuando te obsesionas en algo te olvidas de todo lo demás incluyéndote a ti mismo, amigos y familia. Esa obsesión puede llevarte a un estado de tensión por miedo a cometer errores, el estrés es común porque no puedes relajarte fácilmente. No permitas que la obsesión por el trabajo tome control de ti: respeta tus horarios de trabajo, no te lleves el trabajo a casa, toma vacaciones, descansa fines de semana y días festivos y ten un pasatiempo.

6. Diviértete en tu trabajo.
El trabajo no tiene por qué ser aburrido. Pasamos gran parte de nuestras vidas en el trabajo, prácticamente se vuelve nuestro segundo hogar y pasar todas esas horas sin una pizca de diversión no es bueno ni para tu salud ni para tu trabajo. Divertirte en tu trabajo te ayuda a evitar rutinas y desarrollar más tu creatividad para dar mejores resultados. Puedes buscar diferentes formas de hacerlo con bromas, celebraciones, risas, escuchar canciones, decorar tu lugar de trabajo o cualquier otra cosa que te ayude a alejar el aburrimiento y te ayuda a mantener el buen humor.


Ser felices en el trabajo es una actitud que podemos adoptar cada día como una decisión propia sin importar las circunstancias, con la seguridad de tener mejores resultados y ser más productivos.

Comentarios