Cómo superar los errores en el trabajo

Cómo influye la personalidad en el trabajo

Cada empresa necesita recordar que cada empleado tiene su personalidad, es decir tiene una forma particular de comportarse y de pensar, esto incluye actitudes, hábitos, formas de relacionarse y de pensar. Debido a su personalidad, cada empleado aporta algo diferente a su trabajo. Aunque sean gemelos y hayan egresado de la  misma universidad, cada uno aporta algo diferente a la empresa.
Para tener un buen ambiente de trabajo necesitamos entender que cada empleado tiene su personalidad, y por lo tanto es necesario e importante entender como interactúa, como toma las decisiones, como trabaja en equipo.


Existen cuatro pares de personalidad que nos ayudarán a entender un poco más a los empleados.

1. Introvertidos vs extrovertidos .
Los introvertidos trabajan mejor de manera individual y en trabajos que requieren mucha concentración, generan buenas ideas, tienen mucha habilidad para escuchar, son creativos y analíticos, les gusta ser independientes, son organizados y tienen mucha facilidad para la comunicación escrita pero no para la oral por ello las juntas son un martirio para ellos. Se desenvuelven bien en trabajos de investigación, edición, traducción, laboratorio, música, pintura, fotografía, programación, diseño gráfico,
Los extrovertidos se desempeñan mejor en público, son buenos para trabajar en equipo, se desenvuelven bien en trabajos donde deben interactuar con otras personas, toman decisiones rápido, tienen muchas ideas, son muy participativos en las juntas, se aburren con trabajos rutinarios, necesitan estar en movimiento. Se desenvuelven bien en trabajos como atención al cliente, ventas, recepción.

2. Racionales vs emocionales.
Las personas racionales no se dejan llevar por las emociones, antes de tomar una decisión sopesan los pros y los contras, analizan todo, piensan a largo plazo, son precavidas. Necesitan trabajos de alta concentración como la investigación.
Los emocionales son impulsivos, tienden a tomar riesgos sin pensar en las consecuencias, son empáticas, intuitivas, creativas, suelen sentirse incomprendidas, son sensibles a la crítica, trabajan bien en equipo, son más susceptibles a la ansiedad y a la depresión. Se desempeñan bien en trabajos donde ayudan a otros.


3. Sensoriales vs intuitivos.
Las personas sensoriales usan toda la información proporcionada por los sentidos para tomar decisiones y no equivocarse, qué han visto, qué han oído. Son reflexivas y analíticas. Usan sus sentidos para su trabajo como los catadores, los cocineros o los músicos.          
Los intuitivos se basan en sus “corazonadas” para tomar decisiones, son buenos para tomar decisiones bajo presión y por lo general no se equivocan. Ponen el bienestar de los demás por delante pues su foco de atención es hacia los demás y por lo tanto son empáticas, son visionarios.

4. Calificadores vs perceptivos
Los calificadores trabaja con base en planes previamente establecidos, son muy rígidos, se apegan mucho a la rutina y a las normas, son muy estrictos y organizados.
Los perceptivos suelen romper rutinas establecidas para lograr los objetivos, tienen la capacidad de improvisar cuando es necesario, son innovadores, pioneros, vanguardistas.

Conocer nuestro tipo de personalidad nos ayuda a saber en qué área podemos desempeñarnos mejor y sobre todo entender por qué el otro actúa de cierta forma. Cada personalidad tiene algo importante para aportar a la empresa, no intentes ser otra persona. Cada tipo de personalidad tiene sus fortalezas y debilidades, lo importante es que puedas usar eso para crecer y ayudar en los objetivos de la empresa. Y tú, ¿con cuál te identificas?

También te puede interesar:
Estrés: qué es y cómo prevenirlo
Cómo crear la marca personal


Comentarios