Causas del mal clima laboral en las empresas

Beneficios de la confianza en el trabajo

Cuando existe confianza en un ambiente de trabajo se refleja en el desempeño de cada uno de los trabajadores, son más eficientes, más comprometidos y más productivos. Un buen ambiente de confianza se genera cuando se tiene la firme creencia que cada trabajador es capaz de generar algún beneficio para la empresa. Existen por lo menos seis razones para tener un ambiente de confianza en el trabajo.


1. Mayor eficiencia.
Cuando existe confianza es más fácil alcanzar los objetivos. Se confía que se tienen los recursos, las capacidades y el compromiso para alcanzar los objetivos y en consecuencia los empleados son más eficientes y productivos. No solo se requiere la confianza en los demás sino también nosotros mismos, sabernos capaces de alcanzar los objetivos y con esa confianza dar seguridad a los demás de ser más eficientes. 
Cuando existe desconfianza se está controlando constantemente a los empleados, esa constante supervisión genera estrés para ambas partes y se les manda in mensaje a  los empleados de “tú no sabes, tú no puedes”. Si se quiere tener empleados eficientes es necesario demostrar confianza en ellos.

2. Mejor comunicación.
Cuando hay confianza los empleados tienen la seguridad de poder comunicar sus ideas, quejas, dudas, preocupaciones, sin ningún problema. Cuando hay confianza no se oculta nada y todos trabajan mejor. La confianza nos permite hacer recomendaciones, críticas adecuadas y peticiones para mejorar. Quizá necesites decir algo importante, pero si no hay confianza no será dicho.
Cuando hay confianza hay mayor comunicación entre los empleados y entre los departamentos. Es más fácil pedir ayuda, tener buenas relaciones y resolver conflictos. Tener la seguridad de ser escuchados ayuda a los empleados a tener más confianza.

3. Mejor colaboración.
Cuando existe confianza en el ambiente laboral las personas desean contribuir en su trabajo para que todo vaya bien, están dispuestos a compartir sus conocimientos y habilidades con los demás. Cuando la confianza, sin embargo, es dañada, por ejemplo, al no darle el crédito correspondiente, tarde o temprano se sentirá usado y ya no habrá una buena colaboración de su parte.

4. Más compromiso.
Sin confianza no hay compromiso. Un buen ambiente de confianza ayuda a las personas a sentirse más comprometidas con su trabajo y con la empresa. Las personas creen en que, aunque las cosas vayan mal en algún momento, la empresa no abandonará a sus empleados por ello se comprometen con su trabajo.
La confianza permite a los empleados comprometerse con la misión, visión y los objetivos de la empresa como si fueran propios. Las personas que se mueven en un ambiente de confianza generan más compromiso con su trabajo.

5. Mejor clima laboral.
Las empresas con buen clima laboral tienen altos índices de confianza. Cuando los empleados tienen buena percepción de su lugar de trabajo esto se refleja en un buen ambiente laboral. La confianza entre compañeros es un factor esencial para lograrlo. Debe existir la confianza en la capacidad, integridad, compromiso, responsabilidad y la igualdad laboral para tener buenos resultados.

6. Mejores relaciones interpersonales.
Si una persona no confía en sus compañeros de trabajo o si un jefe no confía en sus subordinados, difícilmente tendrán buenas relaciones. Las buenas relaciones interpersonales son necesarias para tener mejores resultados y ser más productivos. Cuando existen buenas relaciones laborales existe más apoyo entre cada uno de los empleados y entre los diferentes departamentos, esto ayuda a tener una mejor organización, mayor creatividad y mejor productividad.

Trabajar en un ambiente de confianza es un motor que genera energía para hacer bien el trabajo, para sentirse a gusto en el lugar de trabajo, para crecer como empresa. Sin confianza no puede haber un buen desempeño laboral.

También te puede interesar:
Beneficios de la gratitud en el trabajo.
Cómo mejorar la atención al cliente 

Comentarios