Causas del mal clima laboral en las empresas

8 rasgos de la pasión por el trabajo

Tener pasión por el trabajo es un atributo de quienes encontraron aquello que les gusta hacer y es su motivación de cada día. Los apasionados son más comprometidos, más entusiastas, con más rendimiento, más proactivos, más tenaces y más innovadores.
La pasión es una cualidad de quienes aman su trabajo. Estas personas crean hábitos para ser mejores cada día para lograr sus objetivos.


1. Aprovechan bien el tiempo.

Las personas apasionadas conocen el valor del tiempo y no lo desperdician en asuntos de poca importancia. Conocen la importancia de aprovechar cada momento para hacer bien su trabajo y para cumplir con cada una de sus metas. Aprovechar bien el tiempo implica levantarse temprano porque el día es corto y deben poner en marcha todas sus ideas. Cuando realmente amas hacer algo siempre tendrás tiempo para hacerlo, de lo contrario solo encontrarás excusas.

2. No dejan de aprender.
Cuando algo te apasiona quieres aprender más: compras libros, ves videos, tomas cursos, preguntas, haces todo por seguir aprendiendo. Las personas apasionadas no esperan que alguien les vaya a enseñar, más bien buscan la manera de aprender por ellos mismos.
Me apasiona escribir y  eso me ha hecho tomar cursos, comprar libros, leer mucho, y aún sigo aprendiendo, porque uno nunca deja de aprender.

3. Conectan con gente apasionada.
No tiene que ser precisamente con tu misma pasión, pero sí con pasión por la vida, por el trabajo. Rodearte de personas apasionadas te ayudará a impulsarte y a tener una fuente de inspiración, pues al ver cómo ellos han logrado muchas cosas tú también lo harás. Cuando realmente amas algo eres como un imán de las personas apasionadas y alejas a los conformistas, lo cual te ayudará a ser mejor en tu trabajo. 

4. Superan los obstáculos.
Tener pasión por algo no significa no enfrentarse a dificultades ni que todo será fácil. Apasionados y no apasionados tienen obstáculos en su camino, pero los primeros buscan todas las formas de superarlo y no se dan por vencidos fácilmente. Miran los problemas como retos y tienen la confianza de resolverlos satisfactoriamente. Aun cuando el panorama pinte muy mal ellos no tiran la toalla y sí continúan adelante.

5. Superan sus miedos
El miedo es una emoción y sirve para protegernos. Sin embargo muchas veces el cerebro trata de protegernos de más y nos impide avanzar aun cuando no haya ningún peligro. Las personas apasionadas no se dejan paralizar por sus miedos, los enfrentan y van por sus sueños. Sienten miedo, pero están tan motivadas para hacer su trabajo que el miedo pasa a segundo plano.  Una vez alguien me dijo: “el miedo me ayuda a prepararme mejor para hablar en publico, cuando no tengo miedo solo digo tonterías”.

6. Corren riesgos.
Las personas apasionadas no temen fracasar, (y ojo, no van por la vida buscando el fracaso de hecho hacen todo lo posible por salir triunfadores) aprenden de sus errores, y se levantan las veces necesarias. Piensa en todas aquellas personas que decidieron correr el riesgo para poner un negocio nuevo, para inventar una aplicación cuyo tema era nuevo o rompía los estándares esperados. La vida esta hecha para correr riesgos y los apasionados toman esos riesgos.

7. Son pacientes.
Quienes aman su trabajo saben que el éxito no llegara de la noche a la mañana y que los sueños se construyen día a día. Las cosas fáciles llegan rápido y rápido se van, pero las difíciles, las que valen la pena, tardan un poco más y eso lo saben, por eso están dispuestos a trabajar por sus sueños sabiendo esperar con calma pues día, sus esfuerzos se verán recompensados.

8. Son perseverantes.
Los amantes de su trabajo lo intentan una y otra vez, cuantas veces sean necesarias. Abraham Lincoln tuvo 28 años de caídas, fracasos y reveses políticos, sin embargo el continuó luchando y a los 51 años se convirtió en presidente de los E.U.A.  ¿Cuántas veces estas dispuesto a luchar por tus sueños? Tal vez en algún momento te canses o te desesperes pero si amas tu trabajo, si es tu pasión, entonces continuarás adelante. 

Vive cada día con pasión, no dejes que nada ni nadie la destruyan. Ve por tus sueños, sé cómo aquellos que han logrado grandes cosas porque mantuvieron viva la llama de la pasión en su corazón. Trabaja con pasión y veras como los resultados favorables llegan solos.  

Recuerda compartir y seguirnos en las redes sociales.
También te puede interesar:
 Cómo dejar de odiar los lunes
7 ideas para llevarte bien con tu jefe
Beneficios de trabajar con pasion

Comentarios