Causas del mal clima laboral en las empresas

5 estrategias para ser un empleado más eficiente

Ser eficiente en el trabajo se traduce no solo en hacer las cosas en tiempo cuidando los recursos sino también en hacerlo bien, con calidad. No basta solo con hacer lo solicitado sino hacerlo de manera que te vuelvas indispensable para la empresa. Aquí te dejo algunas estrategias para ser más eficiente. 


1. Planificar el trabajo.
Una buena planificación te permite ser eficiente, pues te ayuda a conocer los recursos disponibles, cuáles serían los posibles obstáculos a enfrentarte, cuánto tiempo del día usaras, si necesitas ayuda, cuáles son los pasos a seguir y cuál ha de ser el resultado final. Para hacer una buena planificación necesita tener objetivos claros ¿qué esperas al finalizar dicho trabajo?, ¿qué cambios deben verse?, ¿qué resultados esperas? Además, necesitas elegir la estrategia y los pasos a seguir incluyendo una evaluación.

2. Aprender constantemente.
El aprendizaje no terminó cuando saliste de la carrera. Si quieres ser un empleado eficiente, necesitas seguir aprendiendo de manera constante, ya sean nuevas habilidades, nuevos métodos, nuevos procesos, nuevos programas, nuevas herramientas o cualesquiera otras cosas. Si aprendes constantemente conocerás cómo hacer mejor tu trabajo, te sentirás más seguro para salir de tu zona de confort, tendrás más recursos mentales para resolver problemas, podrás conocer gente nueva, reducirás el estrés y serás más eficiente.

3. Aprovechar bien el tiempo.
No dejes tareas para después ni desaproveches tu tiempo. Ser eficiente significa usar los recursos con sabiduría y eso incluye al tiempo.
Para ser eficiente planifica, jerarquiza y, en caso necesario, delega tareas, sé puntual (al llegar al trabajo, al iniciar y terminar las reuniones), aléjate de todo foco de distracción (aplica también a compañeros), aprende a hacer las cosas rápidamente pero bien y toma tiempoz breves para descansar.

4. Tener objetivos claros.
Un objetivo es claro cuando sabes el qué (qué quieres lograr, qué quieres resolver, qué quieres descubrir), el cómo (cuales son los pasos a seguir para lograrlo), el cuándo (cuál es la fecha limite), el dónde (necesitas estar en la oficina o fuera de ella), el cuanto (debe poder medirse), el quién (si alguien más trabajará contigo) y, muy importante, el por qué y el para qué. Si tienes claros tus objetivos será más fácil para ti cumplirlos y por tanto ser más eficiente.

5. Cuidar los hábitos.
Los hábitos son todas aquellas acciones, buenas o malas, que realizamos de manera repetida y automática. Los hábitos pueden ayudarte en tu objetivo de ser más eficiente o bien alejarte de él. 
Si quieres ser más eficiente en tu trabajo necesitas mantener o aprender estos hábitos: aprender algo nuevo cada día, dormir bien, hacer ejercicio, comer bien, delegar, organizar bien el tiempo y los recursos, respetar el tiempo de los demás y ser proactivo. No te enfoques en quitar los malos hábitos, enfócate mejor en adquirir uno nuevo con el objetivo de volverte un empleado más eficiente.

Si buscas ser más eficiente veras constantemente resultados positivos, quizá al principio no sea tan fácil, pero valdrá la pena. 

También te puede interesar: 
Estrategias para ser más creativo
Cómo ser disciplinado en el trabajo

Comentarios