Causas del mal clima laboral en las empresas

Cómo dejar de odiar los lunes

¿Cuál es tu día favorito? Quizá podrás decir sábado, domingo, viernes, o quiza martes, pero difícilmente dirás lunes. El primer día laboral es catalogado como el día mas odiado por la gente porque representa dejas las actividades recreativas, ir a trabajar y volver a la rutina.
Evidentemente no podemos quitar ese día del calendario, por ello necesitamos, entonces, hacer de ese día, un día más agradable.



1. Determina si odias los lunes o tu trabajo.
Si tu trabajo no te gusta entonces no solo odias los lunes sino también los otros días laborales, excepto los viernes. ¿Lo habías pensado antes? Las personas apasionadas por su trabajo no viven odiando los lunes, más bien disfrutan cada día porque aman su trabajo. quienes amán sus trabajos esperan al inicio de cada semana con nuevos planes y expectativas con el afán de ponerlos en practica lo antes posible. 
Si odias tu trabajo necesitas hacer un cambio, tienes dos opciones: cambiar de trabajo o cambiar de actitud.

2. Planea hacer algo que te gusta.
Piensa en algo que te guste como comer helado o tu postre favorito, hablar por teléfono con algún amigo o amiga, ir a un lugar, iniciar un proyecto o un curso especial. No importa cual sea la actividad, pero sí que te guste y que sea exclusiva de ese día, de esta manera tu cerebro podrá relacionar ese día con una actividad placentera. Así al levantarte, podrías pensar: "hoy es día de (inserte actividad favorita)" y podrás disfrutar más de los lunes.

3. Usa el domingo para planificar.
Si dejas todo para el domingo a última hora, el estrés estará presente haciendo que relaciones la noche del domingo y los lunes con un evento desagradable. Desde el domingo temprano o por la tarde prepara tu ropa y todo lo necesario para el desayuno, así las mañanas de cada lunes estarán libres de estrés. Puedes organizar tu agenda y de esta manera podrás prepararte para cualquier imprevisto. No dejes nada para el ultimo momento, si puedes prever todos tus pendientes de la siguiente semana desde el viernes o desde el sábado, será mucho mejor, pues comenzaras la semana sabiendo que tienes todo bajo control. 

4. Sé agradecido.
Sí, odias los lunes pero ¿te has puesto a pensar en algo? Si llega otro lunes a tu vida significa que sigues con vida, muchas personas no lo hicieron. Entonces, por qué no en lugar de quejarte agradeces porque sigues con vida. Además, piensa por un momento, seguramente tienes muchos lunes especiales porque en días como esos seguramente te han pasado cosas extraordinarias. Intenta no ver esos días como desagradables sino como días para agradecer lo bueno de la vida. 

La vida es demasiado corta como para vivir odiando los lunes ¿no lo crees? Realmente no vale la pena vivir odiando esos días y esperando con ansia los fines de semana, es demasiado desgastante. Lo mejor es aprender a disfrutar todos los días, cada día de la semana y veras como todo va mejor. 

También te puede interesar: 
Cómo ser feliz en el trabajo
Cómo mantener la motivación laboral

Comentarios