Causas del mal clima laboral en las empresas

5 errores que impiden ser productivo

Ser productivo y tener grandes resultados en el trabajo son las metas de muchos empleados, pero estas no siempre se cumplen. No ser productivo puede deberse a malos hábitos o a errores laborales los cuales nos impiden obtener resultados óptimos. Muchas veces estos errores o hábitos los hacemos sin darnos cuenta en las consecuencias, por ello es importante conocerlos para hacer los cambios necesarios. 


1. Trabajar horas extra.
Ser productivo no significa trabajar muchas horas. Existe la creencia errónea que para producir más se debe trabajar más, sin embargo trabajar muchas horas reduce la productividad debido a la fatiga física y mental del trabajador. Muchas veces se ve bien cuando una persona trabaja horas extras, pero en algunos países europeos eso significa que el empleado no pudo realizar su trabajo en las horas establecidas y que por lo tanto no es eficiente. 
Un empleado productivo sabe cuáles son sus limitaciones y evita saturarse con trabajo innecesario. Tener mucho trabajo porque no supiste decir que no, puede aminorar tu rendimiento. Decir “no” significa evitar la saturación, no es negarse por negarse a trabajar. Si ya tienes un trabajo en el cual te estas siendo productivo, ten cuidado en aceptar otro porque su calidad puede verse afectada. 

2. Ser perfeccionista.
Mientras más intentas perfeccionar algo, tu rendimiento y tu desempeño pueden verse afectados, y por lo tanto no podrás ser productivo. No estoy en contra de hacer trabajos bien hechos sino de que, por tanto perfeccionarlos, tu productividad laboral se vea afectada. Ser demasiado perfeccionista te hace menos eficiente y menos productivo. Pulir un trabajo está bien siempre y cuando no afecte la fecha de entrega, no te exija demasiado y no afecte otros proyectos. 

3. No establecer plazos.
Una meta sin una fecha límite corre el gran riesgo de ser olvidada y de nunca cumplirse. Si quieres ser productivo, necesitas establecer fechas para cada proyecto esto te ayudara a organizar mejor tu tiempo y concentrarte en lo que realmente es importante. Eso si, recuerda tener plazos fijos, no los aplaces porque solo provocara un menor rendimiento de tu parte y no serás productivo.

4. Tener expectativas poco realistas.
Está bien tener metas altas y trabajar para alcanzarlas, pero cuando estas expectativas se tornan demasiado altas o irreales corres el riesgo de querer abandonar todo y no cumplir con tus objetivos laborales. Las expectativas altas no te permiten ser productivo pues te impiden ser flexible cuando se presenta un obstáculo o necesitas hacer un cambio. Tener expectativas irreales puede llevarte a la frustración y desmotivarte desde un principio.

5. Dejar todo para después.
El enemigo número uno para que seas productivo es la procrastinación. Cuando pospones las tareas más difíciles porque resultan intimidantes solo lograrás acumular el trabajo, lo cual te causará mucho estrés y tu rendimiento será menor. Si tienes el tiempo para hacerlo, hazlo; si no lo haces de todas formas te estará esperando a primera hora en tu escritorio y el trabajo se irá acumulando.  

Para ser un empleado productivo necesitamos cuidar que nuestros hábitos no nos impidan cumplir con nuestro trabajo para poder hacerlo de manera eficiente y no afectemos el de los demás.  

También te puede interesar:

Comentarios