Causas del mal clima laboral en las empresas

Por qué no paso las entrevistas de trabajo

Ir a una entrevista de trabajo es solo el primer paso para ser considerado para cubrir una vacante, no obstante, no todos logran pasar de una primera entrevista; si ese es tu caso o si te han llamado para una entrevista sigue leyendo para no cometer ciertos errores y lograr que te vuelvan a llamar.

 
1.  No estar capacitado para el puesto.
Si te llamaron para una entrevista es porque te vieron como un posible candidato; sin embargo, al indagar más sobre tu formación y experiencia notaron tu falta de competencias técnicas o de experiencia para ese puesto en específico. Por lo general las empresas buscan personas que sepan desempeñarse en su puesto desde el primer día, pues muchas veces no tienen los recursos para dar una capacitación.
Al estar en la entrevista debes darle a conocer al reclutador de manera clara y precisa tu capacidad para trabajar en el puesto de la vacante, por ejemplo, si te piden saber usar ciertos programas dile cómo los usaste en tu trabajo anterior.
 
2.  Mentir.
Bien dicen que las mentiras tienen piernas cortas y tarde o temprano la verdad será revelada. En una entrevista de trabajo es mejor se honesto y admitir que no sabes o no tienes cierta formación o experiencia, pues si te atrapan mintiendo quedarás descartado automáticamente sin tener oportunidad de ser llamado en otra ocasión para una vacante similar.
Si debes, por ejemplo, saber un idioma extranjero y no cuentas con el nivel solicitado es mejor indicarlo y luego hacer planes concretos para tomar un curso (algunas empresas dan tiempo al empleado para dicha formación) a mentir en la entrevista y decir que eres bilingüe.

3.  Falta de entusiasmo en la entrevista.
La falta de entusiasmo en una entrevista se refleja de varias maneras: llegar tarde, contestar con monosílabos o con respuestas demasiado cortas, no hacer preguntas al entrevistador y el no sonreír o tener mala actitud durante la entrevista. Si no te entusiasma la idea de trabajar en esa empresa es mejor decirlo antes de concertar una cita.
Para mostrar entusiasmo sonríe (si tu sonrisa es sincera se verá en los ojos), escucha con atención al reclutador, haz preguntas y responde demostrando interés en el puesto y en la empresa.
 
4.  Poca preparación para la entrevista.
La falta de preparación y los nervios muchas veces hace que no se diga todo lo que se necesitaba decir para ser un candidato ideal. Antes de ir a la entrevista puedes investigar sobre la empresa así podrás responder cuestiones como ¿por qué quieres trabajar aquí? Puedes también investigar el tipo de preguntas en una entrevista de trabajo, ojo, no para que te aprendas las respuestas de memoria sino para que sepas qué contestar y lo puedas hacer de manera fluida, clara y con total seguridad.
 
Estas son solo algunas razones por las que una empresa no vuelve a llamarte después de una entrevista, sin embargo, cada empresa puede tener sus razones específicas. Si notas que has cometido algún error de los mencionados arriba tómalo en cuenta para otra ocasión, también puedes solicitar retroalimentación a la empresa para así prepararte mejor para un futuro. Y recuerda, no desistas y sigue intentando, tarde o temprano llegará la oportunidad de trabajo que buscas.

También te puede interesar.

Recuerda compartir y seguirnos en las redes sociales.
sígueme en Instagram siguenos en Twitter siguenos en facebook

Comentarios