Cómo superar los errores en el trabajo

Cómo dar un servicio de calidad al cliente

Dar un servicio de calidad a tus clientes es una de las claves para mantener el éxito en tu empresa o negocio, después de todo si ellos no reciben un buen trato tenderán a irse y no darán buenas recomendaciones de ti, y sin clientes ¿a dónde irías con tu negocio o tu empresa? En todo tiempo busca dar un servicio de calidad a tus clientes, ellos son lo más importante.


1.      Cuida la primera impresión.
La atención al cliente inicia desde el momento en que el cliente sabe de tu empresa o negocio; este primer contacto  puede ser vía telefónica, de manera virtual al visitar tu página web o al acudir de manera física, en este primer contacto es importante que el cliente quede satisfecho con el trato recibido. Dar una buena primera impresión va más allá de cuidar la imagen, que por supuesto, también es importante. Dar una primera impresión implica, entre otras cosas, mostrar interés por la persona, por sus necesidades, mostrar respeto y cortesía, sonreír y usar gestos y palabras agradables, de tal manera que las personas queden con una buena impresión. Ese primer trato determinará si la persona sigue siendo tu cliente o no.
 
2.     Entrega a tiempo.
Uno de los errores que se cometen y que perjudican la calidad de la atención es comprometerse a entregar el producto o el servicio en una fecha determinada y no cumplir con ello. Esto suele suceder por que no se tiene una buena organización de tiempo ni de las actividades. Antes de dar una fecha de entrega revisa tu agenda, todos los otros compromisos previamente agendados y analiza otros aspectos como si la entrega depende de terceros como de proveedores. A veces los clientes tendrán una fecha ya establecida, analiza si es posible entregar o hacer el trabajo sin reducir la calidad, de lo contrario plantea una nueva fecha pero asegúrate de poder cumplir con la calidad que tus clientes merecen.


3.     Escucha a tu cliente.
No puedes brindar un servicio de calidad si no sabes qué busca o cuáles son sus necesidades y para ello necesitas escuchar. Escuchar a tus clientes implica evitar los distractores, no interrumpir, no pensar en la respuesta, ser empático, no dejar que las emociones controlen la situación y observar el lenguaje corporal. Cuando algún cliente tenga alguna queja, petición o sugerencia es momento de prestar atención a sus palabras pues con ello podrías mejorar tanto la atención a los clientes como el servicio brindado. Muchas veces la calidad en la atención al cliente decae porque no se le da importancia a lo que tiene para decir, pero ese es un error y para evitarlo la empatía juega un papel importante pues así ganaras la confianza de tus clientes y el servicio y la atención brindadas serán de mayor calidad.
 
4.     Demuestra interés en tus clientes.
Para brindar una atención de calidad debes mostrar un interés genuino en tus clientes, es decir trátalos como personas y no solo como entes con dinero que ayudarán a que tu negocio o empresa no se vaya a la quiebra. Para mostrar interés en el cliente es necesario saber escuchar, atender al cliente cuando tiene dudas o quejas, y también implica mostrarle respeto al entregar el trabajo o servicio en la fecha determinada. No demuestres interés en tu cliente solo para lograr una venta, dales buena atención después y mantente en contacto con ellos por medio de correos o llamadas cada cierto tiempo.
 
5.      Aprende a manejar las quejas.
Muchas veces aunque des un servicio de calidad a tus clientes, no faltarán las quejas; siempre habrá un cliente disgustado por algún motivo, no le gustó el trato recibido, no recibió lo que esperaba o lo recibió pero no en el tiempo establecido, el producto o servicio no cubrió sus necesidades o sus expectativas. Ante una situación así evita ponerte a la defensiva, escucha a tu cliente, no permitas que las emociones tomen control de la situación, sé empático con el cliente, da soluciones y ofrece algo para compensar al cliente. Recuerda ser amable, resolver su queja con una atención de calidad te permitirá seguir conservando a tus clientes.


Para que la atención a tus clientes sea de calidad no olvides capacitar a cada una de las áreas involucradas incluyéndote a ti mismo. No olvides sonreír y usar la empatía con tus clientes, sé responsable y haz que regresen desde la primera vez.

También te puede interesar 
Cómo superar las expectativas del cliente
  
Recuerda compartir y seguirnos en las redes sociales.
sígueme en Instagram siguenos en Twitter siguenos en facebook

Comentarios