Causas del mal clima laboral en las empresas

Cómo dar valor agregado a mi trabajo

Si en tu trabajo cumples solo con tus obligaciones lo estás haciendo mal. Dar valor agregado no consiste en trabajar horas extra sino de cumplir con los objetivos organizacionales. ¿Te has preguntado alguna vez qué pasaría si no trabajaras más donde actualmente estas? ¿Cuánto perdería la empresa? (Y no hablo en términos económicos) ¿Qué tan imprescindible eres para la empresa? Los siguientes puntos te ayudarán a darle un valor agregado a tu trabajo.


1. Evoluciona constantemente.
En ocasiones, he encontrado personas cuya manera de trabajar ha sido la misma desde hace muchos años, y eso en ocasiones implica no usar la tecnología o no usar las nuevas herramientas para su área. Estas personas se niegan a cambiar, se conforman con hacer las cosas como antes, y por lo tanto, le quitan valor a su trabajo.
Tú no seas un conformista, usa todas las oportunidades a tu alcance para desarrollar tus habilidades, para aprender cosas nuevas (lee, ve a cursos, mira videos, asiste a cursos y conferencias), para crecer como profesional y darle valor a tu trabajo.

2. Sé innovador.
Quienes promueven diferentes métodos para alcanzar los objetivos, desde la implantación de alguna novedad en los productos hasta nuevas formas para organizar los equipos, aportan valor a su departamento. Quienes observan a su alrededor e identifican las áreas a mejorar y lo hacen dando resultados visibles son considerados como los más importantes en las empresas porque su trabajo cobra valor.
Para ser innovador es necesario observar, quitarse al miedo al qué dirán, dar el primer paso. Muchas veces ser innovador significa correr el riesgo y salir de la zona de confort para adentrarse a nuevas experiencias para mejorar la empresa.

3. Realiza tu trabajo con pasión.
Cuando hagas algo, hazlo con pasión y dedicación para darle valor a tu trabajo. No pierdas la pasión por tu trabajo. Una persona sin pasión y sin entusiasmo solo trabaja por sobrevivir, por un sueldo, y por esto, su trabajo no representa ningún valor agregado. 
Una persona con pasión se arriesga, sale de su zona de confort, es creativo y busca mejorar constantemente. Una persona con pasión lo demuestra en su actitud cuando llega al trabajo, no se queja de los días lunes, disfruta de su trabajo y está dispuesto a colaborar para cumplir con los objetivos de la empresa dándole así valor agregado a su trabajo.

4. Sé especialista en tu área.
No importa hace cuánto tiempo terminaste tus estudios académicos, es vital mantener los conocimientos actualizados constantemente para darle valor a tu trabajo. Mantén siempre esa inquietud por seguir aprendiendo. Las personas más valoradas en su trabajo son aquellas destacadas en su área. 
No esperes a que otras personas, tú jefe o tus compañeros vengan a enseñarte. Tú debes tener la iniciativa propia por aprender, por volverte un experto. Puedes hacerlo mediante cursos, libros, vídeos y preguntando a aquellos que saben más.

5. Sé sociable.
Ser sociable te ayudará a dar valor  agregado a tu trabajo pues podrás conocer cómo se trabaja en cada área, cuales son los pormenores de la empresa, cuáles son los objetivos y qué se necesita para alcanzarlos. Esto te permitirá saber cuál es la mejor estrategia para aportar más y mejorar no solo en tu área sino a nivel general y darle así más valor a tu trabajo.
Convive con personas con otros estudios, con personas de otra cultura, con diferentes edades a la tuya, esto te ayudara a ver las cosas desde otra perspectiva para tener nuevas ideas las cuales aporten valor a la empresa. 

Tanto las pequeñas como las grandes acciones de tu parte pueden hacer la diferencia en el lugar donde estas y ayudarte en tu desarrollo profesional. Crecer y ser una diferencia no es una opción en este mundo tan competitivo. Dale a tu trabajo ese valor agregado tan importante para hacer la diferencia donde estás.

También te puede interesar: 
Cómo aprovechar el tiempo en el trabajo

Comentarios