Causas del mal clima laboral en las empresas

5 causas que impiden cumplir los objetivos laborales

En ocasiones nuestro crecimiento profesional se ve estancado o la empresa no da los resultados esperados. Una de las razones es porque no se están cumpliendo los objetivos, a continuación analizaremos algunas de las causas con el fin de hacer los cambios necesarios como personas y como empresas.
 

1.   Falta de perseverancia.
La perseverancia implica compromiso y la decisión de seguir adelante a pesar de los obstáculos y de los fracasos para lograr los objetivos. Una persona perseverante es aquella que hace uso sus recursos internos y externos para enfrentar a las dificultades, asimismo no se detiene a causa de los fracasos, más bien aprende de ellos. Cumplir con tus objetivos se vuelve más una carrera de resistencia que de velocidad. La perseverancia también implica ser flexible, es decir, hacer los cambios necesarios para avanzar como abandonar ciertas ideas o teorías o cambiar ciertos hábitos.



 
2.   Tener creencias limitantes.
Existen ciertas ideas o creencias que limitan las capacidades de las personas y por lo tanto no le permiten cumplir con sus objetivos. Dichas creencias o pensamientos suelen ser del tipo: “es imposible”, “no lo vamos a conseguir” o “es muy difícil”, el resultado es una profecía autocumplida pues la persona no hace frente a los obstáculos ni se esfuerza por cumplir las metas lo cual resulta en el incumplimiento de los objetivos. Tener la creencia de que no podemos hacer algo (aunque sí tengamos los recursos necesarios) limita las capacidades creativas y de resolución de problemas en el cerebro, lo cual nos impide avanzar en el desarrollo de los objetivos.
 
3.   Tener objetivos poco claros y poco realistas.
Un objetivo es claro cuando indica qué se quiere obtener, cuándo, cuánto, dónde, para qué y quién. Por ejemplo, un objetivo poco claro sería: incrementar el número de ventas. Ese objetivo no nos dice mucho, en cambio algo como vender en este mes un 15% por encima del mes anterior, ya nos dice algo. Especialmente porque nos esta dando algo para medir y así saber si nos acercamos o no al objetivo. A veces los objetivos suelen ser claros, pero poco realistas, es decir, no toman en cuenta las carencias o van más allá de los recursos o capacidades con los que se cuentan lo que orilla a abandonar el objetivo.


4.   Procrastinar.
La falta de disciplina o la baja o nula motivación por cumplir con los objetivos puede llevar a la procrastinación. De ahí la importancia de tener claro el porqué se desea alcanzar dichos objetivos y cuáles son las ventajas de su cumplimiento y las desventajas de no hacerlo. Otra causa suele ser el pensar que se cuenta con el tiempo suficiente y por eso se deja para el siguiente día o semana hasta que ya no hay más tiempo pues se llega al límite del tiempo y por lo tanto el objetivo no se cumple. Tener un plan de acción detallado por etapas puede ser una buena herramienta.

 
5.   Falta de formación.
Si no se tienen los conocimientos necesarios para cumplir con los objetivos difícilmente se llegará a ellos. Es por esa razón que es tan necesaria la capacitación y el aprendizaje continuo por medio de libros, cursos, talleres, conferencias y otras actividades para ayudarnos a aprender. Otra manera de aprender es preguntando acerca de aquello que ignoras ya sea a tu jefe o a algún compañero de trabajo. Es mejor reconocer desde el principio la falta de conocimiento o formación en algún tema y aprender que no aceptar la falta del conocimiento y al final no cumplir con los objetivos.

Cumplir con los objetivos de la empresa permitirá no solo el crecimiento profesional de los empleados sino también la mejora a nivel empresarial.
 
También te puede interesar
Cómo elaborar un programa de capacitación
 
 Recuerda compartir y seguirnos en las redes sociales.
sígueme en Instagram siguenos en Twitter siguenos en facebook

Comentarios